Cuentas públicas

Podemos exige subir el salario mínimo a 1.000 euros en 2019 para apoyar los Presupuestos de Sánchez

Reclama también la limitación del precio de los alquileres y una dotación de más de 1.500 millones a la ayuda a la dependencia

Echenique advierte que si no hay avances esta semana votarán en contra de las cuentas

El secretario de Organización y Programa de Podemos, Pablo Echenique, y la coportavoz, Noelia Vera.
El secretario de Organización y Programa de Podemos, Pablo Echenique, y la coportavoz, Noelia Vera. EFE

En la recta final de la negociación, se tensó la cuerda. Tras anunciar el domingo el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que esta semana presentará las líneas maestras de los Presupuestos Generales de 2019, su principal socio parlamentario, Unidos Podemos, ha avanzado hoy que votará en contra de las cuentas si el Ejecutivo no hace nuevas concesiones.

"Si no conseguimos arrancar avances, estaríamos en el no", ha advertido Pablo Echenique, secretario de organización de Podemos, subrayando trabajarán con ahínco esta semana en lograr un acuerdo para cerrarlo antes del próximo lunes, cuando el Ejecutivo debe enviar a Bruselas las cifras de sus nuevas cuentas públicas.

"La respuesta del Gobierno a las propuestas de Podemos no están a la altura de lo que esperaban los ciudadanos", ha manifestado Echenique en rueda de prensa, tras analizar la propuesta de acuerdo por escrito que el Ministerio de Hacienda les facilitó este fin de semana.

Fuentes de la formación indican que los compromisos verbales alcanzados durante la negociación iban más lejos que la propuesta por escrito que el Gobierno ha puesto en negro sobre blanco. Echenique ha advertido que solo apoyarán las cuentas si durante esta semana se logran avances en tres puntos clave: vivienda, mercado laboral y ayudas sociales.

En primer lugar, Podemos reclama medidas para contener el precio del alquiler en las zonas más tensionadas, y una penalización a los tenedores de más de 10 viviendas, "fundamentalmente los bancos y fondos buitre", que no saquen sus inmuebles al mercado para forzar alzas de precio.

En segundo lugar, la formación morada reclama un alza del salario mínimo interprofesional (SMI) a 1.000 euros en 2019, vía decreto ley para evitar que la medida sea paralizada por el control del PP en el Parlamento. La cifra se sitúa hoy en los 735 euros y el acuerdo social entre sindicatos y patronal es subirlo un 5% este año y un 10% el que viene, así como recomendar que los convenios fijen un sueldo mínimo de 1.000 euros. La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, ha avanzado que si el pacto no se cumple, el Gobierno tomará medidas, pero los agentes sociales han pedido tiempo.

Incrementar ya los salarios a 1.000 euros, estiman en el partido morado, permitiría a la Seguridad Social ingresar 2.500 millones más el próximo ejercicio en un momento en que las pensiones necesitan recursos adicionales con urgencia.

Dentro de este capítulo, en el partido que dirige Pablo Iglesias también exigen que la ayuda a parados de larga duración sea accesible de nuevo desde los 52 años en lugar de los 55 que estableció el Gobierno anterior.

Finalmente, Podemos reclama una dotación económica para la ayuda a la dependencia que permita asistir a los 300.000 beneficiarios que no han recibido aún el dinero que la administración les reconoce. Podemos calcula que la partida costaría unos 2.500 millones, aunque fuentes del partido aducen que lo mínimo sería una inversión de unos 1.500 millones para 2019.

Estos son los puntos clave en los que la formación reclama avances, después de limar un acuerdo fiscal con el Ejecutivo que permitiría elevar la recaudación de impuestos en unos 5.000 millones de euros para 2019.

Aunque Podemos no renuncia totalmente a acabar implantando un impuestos específico para la banca, lo que el Gobierno ha acabado desestimando de momento en pos de una tasa alas transacciones financieras y de un tipo mínimo de sociedades del 18% para el sector financiero, la formación cree que los avances en materia de renta y sociedades son suficientes para sellar un pacto.

En cuanto al anuncio de Sánchez de que se igualarán las bajas por maternidad y paternidad o se establecerá una educación pública de 0 a tres años, Podemos alaba una propuesta semejante a la que vienen promoviendo ellos pero destacan que la iniciativas no se ha puesto ahora mismo en el documento que les ha enviado al Gobierno.

Normas