El autónomo, cuando enferma, es que enferma de verdad

Un estudio realizado por la Unión de Profesionales y Trabajadores autónomos revela pocas bajas en el colectivo, aunque muy largas

autónomos bajas enfermedad

Menos bajas, pero más largas. Ésta es la realidad de los trabajadores autónomos. Y es que los trabajadores por cuenta propia acostumbran a cogerse menos bajas, pero cuando lo hacen, estas suelen ser más duraderas.

Un estudio de UPTA refleja que los autónomos cuando se cogen una baja su duración media es de 96 días de baja por 74 de los asalariados. ¿Las causas? Mayor siniestralidad en los accidentes laborales o enfermedades más graves, advierten desde la asociación.

El estudio de UPTA, realizado sobre datos de 2017 pertenecientes a 220.000 autónomos en activo, revela que el 38,8% de los accidentes y enfermedades profesionales que sufrieron los autónomos el año pasado causaron la baja del trabajador. En concreto, se registraron 691 casos con baja y 1.089, sin baja.

Más de medio millar, por accidente laboral

Entre los datos que aportan en su estudio, destaca que de los 691 casos que causaron baja a los autónomos en 2017, 672 tenían su origen en un accidente laboral y sólo 19 en una enfermedad profesional.

Por su parte, de los 672 accidentes con baja que sufrieron los autónomos el año pasado, 660 fueron de carácter leve, 10 fueron graves y dos resultaron mortales. En el caso de las enfermedades profesionales con baja, unos 18 fueron leves y solo una resultó mortal.

Aparte de eso, la asociación ha estudiado en qué días de la semana se suelen producir más accidentes laborales. En ese sentido, el 22% de los accidentes sufridos por los autónomos se produjo un lunes y el 20%, un viernes. Las cifras más bajas corresponden a sábados, donde solo se produjo un 7% y domingos, con un 5%. Asimismo, según UPTA, el 60% de los accidentes de los autónomos tienen lugar durante las primeras cuatro horas de su jornada laboral.

Y en cuanto al lugar de los accidentes de los autónomos, el 82% de los accidentes con baja de los autónomos se produjo en su centro de trabajo, el 11% fueron siniestros in itínere y el 7% tuvo lugar en un centro de trabajo distinto al suyo.

Normas