Los bancos españoles tienen 27.700 millones en bonos de Italia: estas son las entidades más expuestas

Castigo bursátil a la banca española por el aumento del riesgo italiano

Santander se ha deshecho de toda la exposición que tenía en cartera al país

Italia deuda pulsa en la foto

El dato de déficit para 2019 arrojado por el Ejecutivo que encabeza Giuseppe Conte (2,4% frente al 2% esperado) ha sido un jarro de agua fría para la banca europea, con la italiana y la española en la diana de los inversores. La exposición de las entidades españolas a la deuda transalpina es la razón que justifica el contagio de las últimas sesiones. Un proceso que se ha visto acelerado por los ascensos en las rentabilidades de la deuda y su consiguiente caída de los precios. Ayer el bono a 10 años repuntó hasta el 3,3%, su nivel más alto desde marzo de 2014. 

A cierre del primer semestre de 2018 y si se incluyen los datos de Unicaja y Bankinter a 31 de diciembre de 2017, los bancos cotizados tenían en cartera bonos italianos por importe de 27.700 millones de euros frente a los 173.000 millones que mantienen en deuda española. El banco más expuesto es BBVA. Pese a haber reducido en un 22,6% la tenencia de deuda italiana en los seis primeros meses del año, a cierre de junio conservaba en cartera bonos del país periférico por valor de 7.600 millones, 3.800 millones de los cuales vencen antes de que concluya el ejercicio. El peso de esta deuda en su portafolio de renta fija es del 13,38% frente al 30,4% de los títulos españoles (17.300 millones).

El siguiente escalón lo ocupan Sabadell y Bankia, con 5.900 y 5.700 millones, respectivamente. La entidad que preside Josep Oliu se propuso desde comienzos de año reducir su exposición a la deuda italiana y en los seis primeros meses del año se desprendió de 2.045 millones. Una decisión con la que buscaba poner freno al castigo sufrido por la volatilidad de los bonos italianos a consecuencia de la inestabilidad política y la dudas, posteriormente confirmadas, sobre una relajación del rigor presupuestario.

Un movimiento contrario al de Sabadell es el ejecutado por Bankia. En los seis primeros meses el banco elevó la tenencia de títulos italianos en un 22,8%, hasta los 5.719 millones. A cierre de junio, el peso de la deuda italiana alcanzaba el 15,38% del total. Por su parte, la entidad posee bonos españoles por valor de 30.597 millones.

El incremento más significativo es el acometido por Liberbank. En el primer semestre, la entidad que pilota como consejero delegado Manuel Menéndez compró 2.527 millones en deuda italiana. Una adquisición que supone incrementar en un 196,65% su exposición al país del sur de Europa. El incremento no se limita a la deuda transalpina sino que tiene su réplica en el resto de los activos periféricos. Así, en lo que a bonos españoles se refiere la entidad ha aumentado en un 14,88% su exposición, hasta los 9.848 millones; y en un 848% la tenencia de deuda portuguesa (256 millones).

Santander, por su parte, se ha desprendido de todos los bonos italianos que conservaba. En la información semestral, los 1.841 millones que aparecen recogidos como títulos transalpinos corresponden a bonos vendidos en un contrato a plazo y los 50 millones restantes eran letras con vencimiento inferior a dos meses. Es decir, a día de hoy esa deuda ya ha expirado.

Unicaja Banco, a la espera de que se actualice la información, a cierre de 2017 poseía 2.269 millones en bonos italianos. Desde la entidad señalan que las sacudidas de las últimas sesiones no generan minusvalías ni pérdida de solvencia pues están a coste amortizados. Su precio no se actualiza en función del precio de mercado.

Como respuesta a exposición la banca española encabeza los descensos de las últimas tres sesiones. Este martes, las entidades registran caídas que van desde el 2,5% de Unicaja al 0,5% de Bankia.

Normas