Facebook agrava su crisis: Qué ha llevado a los fundadores de Instagram a dejar su proyecto

Las discrepancias con Mark Zuckerberg habrían provocado la salida

La decisión genera incertidumbre en torno a la aplicación y Facebook cae en Bolsa

Los fundadores de Instagram, Mike Krieger y Kevin Systrom en una imagen de 2012
Los fundadores de Instagram, Mike Krieger y Kevin Systrom en una imagen de 2012 REUTERS

A Facebook le crecen los problemas. Los cofundadores de Instagram, Kevin Systrom y Mike Krieger, han anunciado que dejan la compañía, lo que supone un duro golpe para la red social de Mark Zuckerberg, que se enfrenta a su mayor crisis en sus 14 años de historia. Instagram fue adquirida por Facebook en 2012 por 1.000 millones de dólares en efectivo y acciones y hoy es uno de sus puntales con más de 1.000 millones de usuarios.

Systrom y Krieger no argumentaron problemas con la cúpula de Facebook y se limitaron a decir que abandonan en proyecto para tomarse un tiempo de descanso y explorar de nuevo su creatividad y curiosidad. “Construir cosas nuevas requiere que demos un paso atrás, entender lo que nos inspira y combinarlo con lo que el mundo necesita. Eso es lo que planeamos hacer”, dijo en un comunicado Systrom, el CEO de Instagram.

Pese a estas declaraciones, algunos informes revelan tensiones entre ambos directivos y la cúpula de Facebook, lo que habría provocado esta salida repentina. Según la BBC, el hecho de que se haya disparado la popularidad de Instagram mientras se estanca la de Facebook, habría llevado a Zuckerberg a elevar la presión para agregar nuevas funcionalidades en Instagram que permitieran rentabilizar más la plataforma, algo que iría contra el enfoque original de simplicidad de esta aplicación, defendido por Systrom y Krieger. Una de las decisiones que más choque causó entre ambas partes fue la decisión de Zuckerberg de copiar en Instagram las populares stories de Snapchat, aunque fue vital para frenar el avance de esta red social.

Otra razón que podría estar detrás es la mayor presión ejercida por Zuckerberg sobre todas las plataformas adquiridas por Facebook después de que estallara el escándalo de Cambridge Analytica, que obligó al fundador de la red social a testificar ante el Congreso de EE UU y los eurodiputados por su política de privacidad de datos. Una decisión que habría acabado con la libertad de acción que siempre habían aplaudido los fundadores de Instagram.

Más allá de las causas que pueda haber tras esta marcha, la salida se suma a otras clave. En plena crisis, han salido de Facebook su jefe de seguridad, Alex Stamos, por desacuerdo sobre cómo se estaba gestionando la difusión de fakes news y las campañas de desinformación; Colin Stretch, su director jurídico, y Elliot Schrage, jefe de políticas y comunicaciones. También ha abandonado el proyecto Jan Koum, cofundador y CEO de WhatsApp, por discrepancias con las políticas de privacidad de la red social.

Las salidas de Systrom y Krieger plantean ahora preguntas sobre el futuro de Instagram en un momento delicado para Facebook, que apenas crece en usuarios. Y como advierte Daniel Ives, director de estrategia de GBH Insights, la popularidad de Instagram debería ayudar a Facebook a amortiguar los efectos de los desafíos que sufre. En febrero, eMarketer estimó que el número de usuarios de Facebook menores de 25 años se reduciría en unos dos millones este año, mientras Instagram agregaría unos 1,6 millones en ese rango de edad en 2018.

Zuckerberg, que no ha entrado a valorar la salida de los creadores de Instagram, que con la compra de su compañía por parte de Facebook se hicieron millonarios, se ha limitado a elogiar a ambos y desearles "todo lo mejor". "Estoy deseando ver lo construirán en el futuro". El patrimonio neto de Systrom, según la lista de multimillonarios de Forbes, asciende a 1.400 millones de dólares, mientras no se conocen las cifras exactas de Krieger, que irían de los 100 a los 500 millones, según publica la BBC.

Quien liderará el proyecto

Entre las dudas que surgen tras la salida de sus fundadores está saber quién liderará ahora el proyecto y si quien lo haga será capaz de mantener el crecimiento de la red social que ha convertido a millones de personas en fotógrafos aficionados. Según The New York Times, aún no hay un nombre decidido y recuerda que Marne Levine, ex directora de operaciones de Instagram, dejó su puesto en la empresa a principios de este mes para regresar a Facebook, que hoy apenas se resiente en bolsa. La BBC apunta como posible nuevo jefe a Adam Mosseri, actual jefe de producto. Instagram ha sido la compra más exitosa de Facebook. Su valor se ha multiplicado por 100 desde 2012 y sus usuarios han pasado de 30 millones a 1.000 millones.

Normas