Las cuentas públicas logran encajar el ligero deterioro del crecimiento

Funcas rebaja el alza del PIB al 2,7% pero Airef ve viable el nuevo objetivo de déficit

El PP cree que los planes de Sánchez minan la economía

El presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef).
El presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef).

Las cuentas públicas parecen preparadas para soportar, de momento, la paulatina desaceleración que sufre la economía española. Así, aunque son ya varios gabinetes de expertos, como los de la Fundación de Cajas de Ahorro (Funcas) este martes, o los de Analistas Financieros Internacionales (AFI), la pasada semana, los que han rebajado las expectativas de incremento de PIB para este año, la Autoridad Fiscal Independiente (Airef) asume que será posible cumplir el nuevo objetivo de déficit del Gobierno (que ha propuesto a Bruselas elevarlo del 2,2% al 2,7%). El PP, a su vez, alerta de que las cifras son susceptibles de empeorar ante la incertidumbre que generan los planes del Ejecutivo.

Así, de un lado, después de que AFI cambiara su previsión de crecimiento para 2018 del 2,9% al 2,6%, el Panel de Funcas rebajó este martes la suya en una décima hasta el 2,7%, la misma cifra que el Gabinete de Pedro Sánchez heredó del de Mariano Rajoy y ha mantenido inalterada. Alega Funcas que decae el consumo privado, frente al púbico que crece, y, sobre todo, que se resienten las exportaciones en un entorno de debilitamiento de la economía europea (principal mercado exterior de España), turbulencias financieras, riesgo de recesión en países emergentes y amenazas proteccionistas, lo que también les lleva a rebajar la previsión de crecimiento de 2019 del 2,3% al 2,2%.

Pese a ello, la Airef se mostró este martes moderadamente optimista y mantuvo estables sus previsiones de déficit público para el fin de año. “El escenario central de la Airef continúa situando el déficit en el 2,7% del PIB, el objetivo de la senda propuesta por el Gobierno, resultando improbable lograr el objetivo del 2,2%” que fijó el Ejecutivo anterior, manifestaba este martes el organismo.

La Airef destaca que los recursos públicos han crecido tres décimas desde enero, hasta el 38,2% del PIB, y estima que se elevarán hasta el 38,4% a final de año. Además, aunque constata que el peso de los empleos en el PIB cae tres décimas, asume que las medidas incluidas en los Presupuestos Generales de 2018 (impulsados por el PP y adoptados por el PSOE) revertirán la tendencia con un alza de cuatro décimas hasta el 41,1% en el segundo semestre. Sus previsiones se fundamentan en una mejora de los ingresos por IRPF e impuesto de Sociedades en la primera mitad del año, según los últimos datos de ejecución presupuestaria, aunque advierte que la reducción del gasto en intereses será finalmente menor a la prevista. Finalmente la Airef alerta de que Extremadura, Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha y Castilla y León empeoran la probabilidad de cumplimiento del objetivo de estabilidad presupuestaria.

Pese al margen de confianza de la Airef, desde el PP aseveran que hoy día el objetivo de déficit del año sigue siendo del 2,2% puesto que el Gobierno solo cuenta con un guiño favorable de la Comisión  Europea y no ha obtenido el preceptivo permiso del Ecofin y del Consejo Europeo para subirlo al 2,7%. De hecho, recuerdan, el Ejecutivo ha pospuesto la votación parlamentaria de la nueva senda fiscal hasta modificar la ley que permite al PP vetarla en el Senado.

Más allá, el exsecretario de Estado de Presupuestos Alberto Nadal advirtió este martes que, aunque la economía se desacelera por la normalización del crecimiento y el peso de los factores externos que recordaba Funcas, los anuncios del Gobierno podrían debilitar aún más el crecimiento poniendo en riesgo las cuentas públicas. El Ejecutivo de Sánchez, expuso Nadal a la prensa, “no ha anunciado ni una sola medida que fomente el crecimiento”, mientras que las alzas de impuestos e incremento de gastos propuestos asustan a los empresarios e inversores y paralizan la economía, aseveró.

De momento, Economía mantiene su previsión de crecimiento (aunque no ve drama en corregirla a la baja) a la vez que confía en poder elevar el gasto social, mientras Hacienda sigue negociando subidas de impuestos para compensarlo

La deuda ronda el 97,3% del PIB

Moderación. El Banco de España publicó este martes que la deuda de las Administraciones Públicas alcanzó en julio 1.160.213 millones de euros, 2.733 millones menos que en junio pero un alza de 15.914 millones frente al cierre de 2017. Basándose en la serie estadística del INE, el Ministerio de Economía estima que esta cifra supone un 97,3% del PIB, cerca de la previsión del 97% esperada para el conjunto del año.

Advertencias. El exsecretario de Estado de Hacienda del PP Alberto Nadal advirtió este martes que la elevada deuda pública española sigue siendo su mayor lacra y advirtió al Gobierno de que debe concentrar sus esfuerzos en reducirla y en equilibrar el déficit antes de deshacer los recortes aplicados por su Ejecutivo durante la crisis. Nadal criticó que sus sucesores hayan renunciado a alcanzar el superávit presupuestario en 2021, como el Gobierno anterior había previsto.

Normas