X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

El proceso penal, un obstáculo para luchar contra la corrupción

Transparencia Internacional celebra su 25 cumpleaños analizando la situación de esta lacra y planteando propuestas para combatirla

Jesús Lizcano, Presidente de TI-España; Alejandro Luzón, Fiscal Jefe Anticorrupción; Mar Cabrejas, Vocal del Consejo General del Poder Judicial; Victoria Ortega, Presidenta del Consejo General de la Abogacía Española; y Manuel Villoria, Catedrático de Ciencia Política, URJC, y miembro del Comité de Dirección TI-España.

La lentitud de los procedimientos judiciales dificulta el combate contra la corrupción. Así lo explicó ayer Mar Cabrejas, vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), durante el acto celebrado por Transparencia Internacional España con motivo de su 25 aniversario, en el que reclamó una reforma del proceso penal. Extremo en el que coincidió con el fiscal jefe anticorrupción, Alejandro Luzón, quien también mostró su preocupación por la elevada percepción ciudadana de corrupción y las dificultades de las instituciones que luchan contra ella de transmitir sus esfuerzos.

La tardanza en los procesos provoca, según Cabrejas, que se genere desconfianza en las instituciones y se perciba que las prácticas fraudulentas quedan impunes. "Si los ciudadanos no creen que los miembros del Poder Judicial están trabajando en la lucha contra la corrupción de una manera eficiente, el nivel de tolerancia por parte de la población ante estos delitos se eleva", explicó Cabrejas.

Por su parte, Luzón advirtió que esta visión de ineficacia de la Justicia se explica, además de por la lentitud con la que se resuelven los casos, por otros factores como absoluciones inesperadas, los aforamientos y los defectos comunicativos de las administraciones que persiguen estos delitos.

En el acto, celebrado en la sede de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), también participaron Dalia Ferreira, presidenta de Transparencia Internacional a nivel global; Victoria Ortega, presidenta del Consejo General de la Abogacía Española; y Manuel Villoria, catedrático de penal.

Según indica con insistencia el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), la corrupción es, después del paro, la segunda mayor preocupación de los españoles. Además, el Índice de Percepción de la Corrupción 2017 elaborado por la ONG, situó a España en el puesto 45 sobre un total de 180 países. Se trata del peor puesto que ha ocupado desde que se elabora este estudio.

Soluciones

Además del diagnóstico, durante el evento se abordaron soluciones para prevenir las prácticas fraudulentas. Además de una reforma procesal, Victoria Ortega resaltó la necesidad modernizar la legislación. "No podemos aplicar normativas del siglo XIX a delitos del siglo XXI", advirtió. Asimismo, apuntó que "promover una imagen a la sociedad de que no hay impunidad aumenta la confianza de la población en las instituciones públicas" y sugirió revisar algunas figuras que golpean la imagen de la política como los aforamientos y los indultos.

Villoria, en este mismo sentido, enumeró una serie de recomendaciones para prevenir las prácticas corruptas en nuestro país, entre las que destaca garantizar la imparcialidad de las instituciones públicas y aumentar el nivel de transparencia. No obstante, el jurista señaló que la experiencia internacional demuestra que la transparencia por sí sola no garantiza la rebaja en los niveles de corrupción, sino que esta requiere de tres elementos: una sociedad civil activa; una prensa libre de presiones que investigue; y que se implante la práctica de la rendición de cuentas.

Premio a Peter Eigen

Al final de la jornada, Delia Ferreira compartió su preocupación sobre el avance de las nuevas tecnologías y cómo han cambiado el panorama de la corrupción a nivel mundial, a través del cibercrimen o las criptomonedas. A pesar de que "corrupción ha habido y la seguirá habiendo", Ferreira pidió no caer en el desánimo. "Estamos mucho mejor que hace 25 años, pero lo que hemos hecho no es suficiente para acabar con esta lacra", declaró.

El acto finalizó con un homenaje al fundador y expresidente de Transparencia International, Peter Eigen, a quien se le entregó el galardón a Miembro de Honor de Transparencia Internacional España.