X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Energía »

Unesa inicia una nueva etapa centrada en las redes con el nombre de Aelec

Las eléctricas rebautizan su histórica asociación

Defenderá el negocio regulado y será “neutral” en generación

La patronal eléctrica Unesa presentó ayer en sociedad su nueva imagen corporativa que incluye el cambio de nombre. Unesa, que a partir de ahora se llamará Aelec, tal como adelantó Cinco Días, ha renovado, asimismo, sus funciones de lobby, que se limitarán a la defensa de las actividades reguladas de sus cinco socios, las grandes empresas eléctricas Endesa, Iberdrola, Naturgy, EDP España y Viesgo. En un acto que contó con la participación de la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, la asociación concluyó el proceso de renovación en el que lleva inmersa todo este año.

Según indicó en una nota de prensa la rebautizada asociación, esta “centrará su actividad en la difusión, divulgación y promoción de los aspectos técnicos y regulados de las actividades eléctricas y, en particular en la actividad de distribución”. Asimismo, trabaja para posicionarse como un actor clave “que ayude a desarrollar una adecuada transición energética en España”.

En un encuentro previo con la prensa, la presidenta de la nueva Aelec, Marina Serrano, quien sustituyó a Eduardo Montes a finales del año pasado, aplaudió el informe la CNMC en el que propone el coste medio ponderado del capital (WACC) como metodología de retribución de la distribución a partir de 2020. También la decisión del Gobierno de pedir la opinión de las afectadas a través de una consulta pública.

En cuanto a la posible pérdida de poder de una asociación que ya no defenderá los intereses de la generación y comercialización, las otras actividades de sus asociadas, Serrano opinó que “la fuerza de la asociación será la fuerza de las empresas”.

Dado que no intervendrá en cuestiones relacionadas con la producción eléctrica (“seremos tecnológicamente neutros”, dijo su presidenta), Serrano no no quiso pronunciarse sobre el futuro cierre de centrales térmicas, como el carbón o la nuclear.

Los principios sobre los que trabajará son la electricidad como elemento clave para integrar las renovables; el incremento de la eficiencia energética y alcanzar los objetivos de descarbonización. Para Aelec, “la transformación de nuestro sistema energético debe mantener el nivel de calidad y seguridad de suministro que demanda la sociedad”, pero reclamó estabilidad regulatoria para abordar la transición, con “señales económicas adecuadas y seguridad jurídica que garanticen las nuevas inversiones y la seguridad de suministro en beneficio de los consumidores y lograr un efecto tractor para la economía nacional”.

Preguntada por la posibilidad de que petroleras como Repsol, que está diversificando en el sector energético, Marina Serrano dijo que es pronto aún, aunque “se estudiaría”.

La cuestión es que, por el momento, y según su estrategia, Repsol solo ha adquirido activos liberalizados, como una comercializadora y generación (fotovoltaica y dos ciclos combinados), pero no regulados, que forman parte del cometido de Aelec.

Un viejo-nuevo nombre

Las empresas que integran la Asociación Española de la Industria Eléctrica (Unesa), han recuperado ese acrónimo a la hora de rebautizarla como Aelec (Asociación Eléctrica). Un nombre con el que inicia su nueva etapa de defensa de la actividad de las redes de sus asociadas

Endesa, Iberdrola Naturgy, EDP españa y Viesgo aportan un 0,8% al PIB nacional; generan más de 180.000 empleos de forma directa, indirecta e inducida; y dan servicio a 28 millones de puntos de suministro. Además, su contribución tributaria es de aproximadamente 3.700 millones anuales.

La nueva identidad corporativa pretende “reflejar los cambios sociales, del escenerio energético apoyándose en el conocimiento adquirido a lo largo del tiempo”, indica Aelec. Unesa fue fundada en 1944.