X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Deuda pública »

El Tesoro coloca 4.000 millones en bono ligado a la inflación con demanda por 18.500 millones

La colocación, a 15 años, sortea el desafío independentista de la celebración de la Diada

El Tesoro también emite letras a 6 y 12 meses a tipos aún más negativos

Getty Images

El Tesoro ha lanzado una nueva emisión sindicada de bonos ligados a la inflación a un plazo de 15 años, en la que ha captado 4.000 millones de euros tras recibir una demanda por parte de los inversores superior a los 18.500 millones de euros. Esta colocación aprovecha el favorable momento de mercado que ha propiciado la rebaja de la tensión sobre la deuda italiana, después de que Roma haya mostrado su intención de cumplir con Bruselas en materia fiscal.

La deuda española sigue despertando en cualquier caso el apetito de los inversores, en especial a raiz de las mejoras de rating que se produjeron en los primeros meses del año y a pesar del cambio de Gobierno. La colocación de hoy también sortea el ruido político de la celebración de la Diada en Cataluña, sin que el desafío soberanista llegue a entorpecer la financiación del Tesoro.

La colocación de hoy se produce al margen de las subastas habituales del Tesoro y se enmarca dentro de las emisiones sindicadas por las que se da mandato a un grupo de bancos para que vendan directamente los bonos a inversores institucionales. Los bancos encargados en esta ocasión son BNP Paribas, Credit Agricole, Goldman Sachs, JP Morgan, Morgan Stanley y Société Générale.

El precio ha sido de 139 puntos básicos sobre el bono del Tesoro de referencia. La fecha de vencimiento de la emisión es el 30 de noviembre de 2033, ligada a la inflación de la zona euro excluyendo los precios del tabaco.

Con esta emisión, el Tesoro ha realizado ya cuatro colocaciones sindicadas en lo que va de año. La última fue a finales de junio, cuando emitió 7.000 millones de euros, con una demanda que llegó a superar los 24.000 millones. La demanda por parte de los inversores japoneses está resultando clave en las últimas emisiones del Tesoro, ya que la mejora de rating y su regreso al territorio del notable alto permite el regreso de la inversión nipona, de carácter bastante conservador.

El Tesoro ha realizado hoy también una emisión de letras a 6 y 12 meses en la que ha colocado 4.540 millones de euros, a tipos de interés negativos en ambas referencias. A seis meses, se adjudicaron 370 millones a un tipo marginal (el más alto aceptado) del -0,421%, frente al -0,415% de la subasta anterior. En letras a un año, el interés también fue inferior, del -0,368% frente al -0,356% y se colocaron 4.170,5 millones.