Azora capta 750 millones para promover 10.000 viviendas en alquiler

Crea un vehículo de inversión con CBRE GIP y Madison

La nueva sociedad nace con 6.458 casas valoradas en 870 millones

Fernado Gumuzio y Concha Osácar, socios fundadores de Azora
Fernado Gumuzio y Concha Osácar, socios fundadores de Azora

La gestora inmobiliaria Azora ha comunicado esta mañana que ha logrado captar 750 millones para la promoción de vivienda en alquiler. Azora se encargará de la inversión y de la gestión de la joint venture creada exprofeso junto a CBRE GIP y Madison. En un comunicado, las tres compañías se muestran convencidas de que el mercado español de viviendas multifamiliares "es una atractiva oportunidad de inversión, tanto por las positivas perspectivas del sector, como por la escasez de oferta residencial de alquiler en las principales ciudades de España". El objetivo es alcanzar las 10.000 viviendas en un plazo de dos o tres años y la nueva empresa, que surge de la recapitalización de Lazora, otro vehículo gestionado por Azora, nace con una cartera de 6.458 casas y unos activos valorados en 870 milllones. La compañía dirigida por Fernando Gumuzio y Concha Osácar también ha adquirido una participación minoritaria en la sociedad.

Con esta operación, Azora se resarce en parte del aplazamiento de la salida a Bolsa de la compañía tan solo dos días antes de que se culminara la operación. La gestora comunicó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que suspendía la OPV (oferta pública de venta) y la OPS (ampliación de capital) con las que buscaba captar cerca de 500 millones debido a que la opa de Blackstone sobre Hispania afectaba al debut bursátil. En cualquier caso, Azora no logró cubrir la demanda suficiente, como corroboraron fuentes financieras a Cinco Días.

Esta operación del sector privado se une a la que maneja el Ejecutivo para tratar de sacar al mercado de alquiler más oferta. En concreto, el plan anunciado por el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, busca financiación pública para reformar pisos en manos de grandes inversores, como bancos y fondos a cambio de que estos alquilen las viviendas a un precio por debajo de mercado. El objetivo es sacar al mercado 20.000 viviendas más de alquiler asequible. En primera instancia, el plan pasaba por firmar convenios con la entidad estatal de suelo Sepes, aunque el hecho de que poner vivienda nueva en mercado llevaría varios años hizo descartar esa opción.

"A través de esta asociación estratégica con CBRE GIP y Madison no solo hemos encontrado la fórmula para mantener esas viviendas disponibles para las familias, sino que vamos a incrementar la inversión en productos de alquiler para construir una nueva oferta a largo plazo. Es clave fomentar la creación de este tipo de plataformas que dediquen recursos a largo plazo a proporcionar productos de alquiler estables en el tiempo", remarca Javier Rodriguez-Heredia, socio de Azora y responsable del área residencial. Por su parte, Alexander Van Riel, responsable de Europa Continental de CBRE GIP, remarca que el mercado residencial en España está muy fragmentado, "por lo que está cartera y su tamaño son únicos para actuar como un importante consolidador en el sector".

Normas