La banca de inversión prevé OPV atractivas pero avisa de que el inversor cada vez exige más

Los compradores son más selectivos con las empresas y piden gangas

El Ibex en mínimos desde diciembre de 2016 dificulta los debuts en la parte final del año

La banca de inversión prevé OPV atractivas pero avisa de que el inversor cada vez exige más

Las salidas a Bolsa se han convertido en un producto de lujo. Solo los grandes inversores como los fondos o las sicavs pueden acudir a ellas. Y lo cierto es que la evolución de los últimos estrenos prueba que los particulares se han perdido poco. Al contrario, se han evitado minusvalías en la mitad de los casos. Telepizza es el debut que peor se comporta con caídas superiores al 36%, mientras que el más reciente, Metrovacesa, cede casi el 26%.

Cepsa redebutará en octubre salvo catástrofe de los mercados o que su accionista, Mubadala, decida que el precio al que puede vender es insuficiente. El tamaño y la valoración abren la puerta a que esta sea la mayor colocación de este tipo en más de 20 años. La petrolera está escoltada por el precio del crudo, cerca de máximos de cuatro años.

Hay además una larga lista empresas que buscan una ventana para salir o tienen los planes encima del tapete de una forma u otra. Entre ellas, Tendam (antigua Cortefiel), Vía Célere, el gestor de activos inmobiliarios Haya Real Estate, AmRest, Caser, Cox Energy, Testa –cuyo deseo es pasar al mercado grande desde el Mercado Alternativo Bursátil (MAB)–, y Cabify. También la promotora Aelca, que comparte con Vía Célere como accionista al fondo Värde, anunció sus deseos de debutar.

Pero no es el mejor momento para el ladrillo. “En el sector de real estate español en estos momentos es complicado que se vean más salidas de promotores tradicionales cuando ya hay otras tres alternativas cotizadas y a los niveles de precio actuales. Otros jugadores establecidos que permitan participar en el ciclo a nivel macro como Haya Real Estate son muy interesantes para el inversor”, asegura Luis Esguevillas, responsable de equities capital markets de Citi para España y Portugal. “Hay cierta fatiga inversora en compañías del sector inmobiliario. [...] La puerta no está cerrada para ellas, pero es necesario hacer un excelente trabajo de preparación, así como ajustarse más a las expectativas”, ratifica Axel Fornieles, responsable de fusiones y adquisiciones de Crédit Agricole-Corporate & Investment Bank (CA-CIB).

Daniel Gandoy, analista de Real Estate de JB Capital, aclara que “el inversor se ha vuelto un poco más reacio y necesita ver que las compañías cumplen con su plan de negocio”. “Pero estamos muy positivos con el sector residencial en España para los próximos tres a cinco años”, añade.

Jorge López Zafra, director senior de Comunicación Financiera de Llorente y Cuenca

"Antes de salir al mercado es importante comenzar a preparar a la organización para adaptarla a los nuevos criterios de transparencia que se le van a exigir por parte del mercado. Adaptar su consejo, diseñar una política de involucración adecuada con sus futuros accionistas o fijar unas pautas para relacionarse con el regulador son tareas que es importante haber solventado antes de comenzar a cotizar."

“En el segundo trimestre de 2018 el número de salidas a Bolsa que se cancelaron en Europa fue muy superior a lo que estábamos acostumbrados. Esto se debió a varias razones, como al alto número de activos con exposición a mercados emergentes y las expectativas de valoración relativamente altas por parte de los emisores, entre otras”, señalan desde Bank of America Merrill Lynch.

En España, este año solo han salido Metrovacesa y la socimi Testa, que cubrió el expediente con un estreno mínimo en el MAB.

“El mercado español, después de un año 2017 con operaciones muy relevantes, comenzó este ejercicio con muy buenas expectativas, teniendo en cuenta la fortaleza de nuestra recuperación económica, las sólidas perspectivas macroeconómicas y la calidad de nuestras empresas y de sus equipos directivos. Sin embargo, tras la salida a Bolsa de Metrovacesa se produjo un cierto cambio de tendencia. Dicho bache creemos que está siendo superado y esperamos que, en cuanto se ejecute alguna de las operaciones actualmente en curso, los mercados españoles recuperen la relevancia que merecen”, explica Fernando Torrente, socio de M&A y mercado de capitales de Allen & Overy.

“España ha pasado de ser el país que lideraba el mercado de salidas a Bolsa en Europa a dar un giro de 180 grados, con varias operaciones problemáticas y otras cotizando por debajo de su precio de salida. Esto se produce además en un contexto europeo delicado en el que desde hace más de 26 semanas se están viendo salidas de inversores de los fondos invertidos en renta variable”, avisa el directivo de Citi. El importe de los debuts españoles será muy inferior a los casi 8.000 millones de 2015 y a años luz de 2007, cuando se rozaron los 11.000.

El Ibex 35 está por los suelos, en sus mínimos de 20 meses por debajo de los 9.200 puntos, y la inestabilidad campa a sus anchas por todo el mundo. Argentina y Turquía amenazan con una crisis emergente, la guerra comercial entre Estados Unidos y China sigue ahí, e Italia sigue dando disgustos a la UE.

“Los inversores han estado más enfocados en el mercado americano, que ha tenido una evolución muy positiva debido a los cambios impositivos introducidos por el Gobierno. [...] El ambiente político, tanto en España como en Europa, crea mucha volatilidad e incertidumbre, lo que no ayuda a la confianza que buscan los inversores para invertir en salidas a Bolsa”, sentencia Wenceslao Bunge, consejero delegado y director general de banca de inversión en Credit Suisse en Iberia.

Wenceslao Bunge, consejero delegado y director general de banca de inversión en Credit Suisse en Iberia

"Varias empresas tratarán de levantar capital o cerrar operaciones privadas"

Los sectores más atractivos

Los fondos son ahora mucho más exigentes. No vale cualquier sector ni cualquier precio. “El inversor ha tomado una posición más selectiva con respecto a algunas oportunidades”, según Francisco Sánchez, managing director de corporate finance de BNP Paribas. “Los inversores están mostrando mayor disciplina en términos de valoración y están siendo más selectivos en las oportunidades que analizan”, confirma Borja Gómez-Zubeldia, managing director de Nomura. “Los compradores están siendo más selectivos a la hora de analizar oportunidades de inversión, y los vendedores necesitan ajustar algo más sus expectativas de precio”, agrega François Rameau, senior country officer de CA-CIB.

“En este entorno los compradores buscan compañías más defensivas, de baja beta, que sean líderes, asentadas en su sector, con una elevada reputación y un equipo directivo contrastado. Un apalancamiento prudente, capacidad de generar caja y palancas de crecimiento serán características críticas para los inversores”, explica Román Luca de Tena, responsable de advisory en España de HSBC.

“Los compradores buscan modelos disruptivos, que marquen la diferencia. En este sentido, encajan operaciones relacionadas con el sector tecnológico y medios de pago”, según JP Morgan. Los expertos de esta entidad señalan que el último trimestre de 2018 y 2019 mantendrán una gran actividad, gracias a tres factores clave: un entorno macroeconómico positivo, un alto nivel de liquidez y una baja volatilidad. Jacobo Pascual, chief strategist de JB Capital, ve un potencial del 15% al 30% en la Bolsa española, “de ahí que está próxima ventana de salidas a Bolsa sea atractiva”, asegura.

El ejecutivo de BNP Paribas exhibe primeras posiciones en los ranking como prueba de la cualificación del banco para ejecutar estas operaciones y además prevé que España continúe siendo atractiva, gracias a una economía sólida y positivas expectativas de crecimiento.

Todos los bancos consultados coinciden en que los nubarrones acechan pero también en que existen oportunidades. “Hay un alto número de operaciones preparándose para saltar al parqué en los próximos meses, no solo en España sino también en otros mercados europeos. Además, hay un alto nivel de participación por parte de inversores en los procesos de sondeo de interés”, explica Nacho Moreno, responsable de banca de inversión de Barclays en España. Este experto asegura que las oportunidades en el sur del Viejo Continente abundan, como la salida a Bolsa de Sonae, en la que el banco británico es coordinador global.

La metamorfosis que deben llevar a cabo las empresas es otra clave para muchas de las candidatas españolas. “Se trata de un gran hito en cuanto a transparencia, por lo que es importante tener una excelente relación e interlocución directa con los distintos públicos, como los medios de comunicación, creadores de opinión y los inversores potenciales y actuales”, explica Carmen Basagoiti, managing partner de Kreab en España.

Normas