X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Nueva cerradura de Xiaomi con lector de huellas y cámara de vídeo

La firma asiática presente su cerradura tope de gama

La firma asiática presente su cerradura tope de gama

Xiaomi sigue lanzando productos pertenecientes a los sectores más diversos, y también con los usos también más variopintos. Y las cerraduras son últimamente uno de los productos en los que está más activa la firma asiática. Así al menos lo demuestra cómo en los últimos meses hemos conocido tres nuevas cerraduras inteligentes, a la que se une ahora otra que incorpora un lector de huellas como característica más destacada. Esta nueva cerradura es la Xiaomi LOOCK Smart Lock Q2, y nos ofrece la posibilidad de añadir una capa de seguridad a nuestro hogar o negocio con la posibilidad de registrar la huella.

Mayor control de acceso a casa y el trabajo

Esta nueva cerradura está orientada a la gama alta de este segmento, por lo que no sólo sus acabados son de primera calidad, sino que además ofrece varias funciones únicas en un dispositivo de este tipo. La cerradura está acabada en metal, y como se puede ver en la imagen, cuenta con un teclado numérico táctil que permite abrir la cerradura introduciendo el PIN que hayamos seleccionado. Junto a este teclado, también tenemos un lector de huellas dactilares. Aunque esta cerradura va más allá y nos ofrece capas adicionales de seguridad.

Esta cerradura permite identificarse mediante huella o código PIN, mientras graba nuestros movimientos

Ya que integra una cámara de seguridad, que básicamente graba todo lo que ocurre delante de la cerradura. Esto permite grabar el momento en el que alguien está intentando abrir la puerta sin permiso, y como es lógico, todo aquel intento de robo y forzado de la puerta quedará perfectamente grabado. Estas grabaciones se pueden activar de forma automática al salir de casa o la oficina, y detenerse también cuando detecta que hemos regresado. Como es habitual, esta cerradura se puede conectar al Smartphone para realizar ajustes, como la intensidad de la luz del teclado, o de la propia luz que permite grabar a la cámara en condiciones de poca luz.

Desde la app podemos asignar usuarios a la cerradura, tanto por código PIN como por la huella dactilar, mientras que podemos configurar las alarmas sonoras y visuales en caso de uso inapropiado de la cerradura. Como hemos dicho, es una cerradura de alta gama, y por esa razón es la más cara de todas las que ha lanzado Xiaomi, siendo su precio de 380 euros al cambio. Estará disponible para comprar desde mañana en China.