X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Las telecos tejen una red de acuerdos para la cobertura total de fibra

Las compañías han buscado compartir redes y pactos mayoristas

El objetivo pasaba por acelerar el despliegue y reducir costes

En los últimos tiempos, las operadoras españolas han acelerado los acuerdos en el mundo de la fibra óptica hasta el hogar (FTTH). Por un lado, las telecos han establecido alianzas para compartir redes y acelerar los despliegues compartidos. Por otro, han buscado pactos para acceder a las redes de nueva generación de los competidores por la fórmula mayorista. Las compañías han tratado de extender su huella con la mayor rapidez para impulsar sus ofertas comerciales, en las que la fibra ha desplazado al ADSL.

El último movimiento ha sido la alianza entre MásMóvil y Vodafone, anunciada la pasada semana, por la que compartirán hasta un máximo de 1,9 millones de accesos a hogares de fibra. En febrero pasado, MásMóvil y Orange habían extendido sus acuerdos con un nuevo tramo de co-inversión en fibra por un mínimo de dos millones de hogares, con las que la compañía que dirige Meinrad Spenger triplicaba entonces su red propia al alcanzar los 6,5 millones de unidades inmobiliarias en dos años. Además, ambos socios mejoraban el acuerdo de bitstream para el uso de la red de fibra de Orange por parte de MásMóvil.

En el mismo mes de febrero, Telefónica y Orange cerraron un nuevo acuerdo comercial de acceso mayorista a la red de fibra del incumbente. De esta forma, Orange podía seguir accediendo a las conexiones en las que Movistar no tiene obligaciones regulatorias de prestar un servicio de acceso indirecto a su fibra óptica. En la misma línea, MásMóvil abrió en mayo pasado la red de fibra de Telefónica a través de la fórmula mayorista para poder ofrecer sus servicios.

Con anterioridad, en la primavera de 2017, Telefónica y Vodafone habían establecido un histórico acuerdo que sacudió al conjunto de la industria por el que el antiguo incumbente abría su red de FTTH en España a la filial del grupo británico. Así, Vodafone podía acceder a la red de Telefónica, tanto en las zonas reguladas como en las liberadas de obligaciones mayoristas, con lo que aumentaba su huella.

De igual forma, Vodafone y Orange han establecido en los últimos años distintos acuerdos para el despliegue conjunto de fibra, que superaban los tres millones de hogares.

Menores costes

Con los acuerdos, las operadoras han tratado de evitar costes y maximizar las inversiones. Por ejemplo, RBC calcula que MásMóvil podría obtener unos ahorros mayoristas entre 20 y 25 millones de euros al año por cada millón de hogares pasados con FTTH.

Al mismo tiempo, según fuentes del sector, Telefónica ha podido llenar su red de fibra con los distintos acuerdos mayoristas con otros operadores. La teleco alcanzó a final del primer semestre un parque total de 1,15 millones de accesos de fibra mayorista, un 114% más que en la misma fecha del ejercicio anterior.

Además, las operadoras parecen haber ido ajustando los despliegues para evitar solapamientos que pudiesen incrementar los costes. En este sentido, el consejero delegado de Telefónica, Ángel Vilá, indicó en julio en la conference call que siguió a la presentación de las cuentas semestrales que los acuerdos con otras telecos habían ayudado a evitar “el riesgo de una potencial sobreconstrucción de fibra en España”.

Lo cierto es que los acuerdos entre operadores, unidos al esfuerzo inversor de las compañías en el último lustro, han convertido a España en un líder europeo de FTTH. Al cierre del primer semestre, Telefónica superaba los 20 millones de unidades inmobiliarias pasadas con su red de fibra, la mayor de Europa. La intención de la compañía, tal y como indicó en el plan estratégico de su área de operaciones, es alcanzar una cobertura total de fibra en 2022, para apagar la red de cobre en 2024.

De esta forma, España sería el primero de los grandes países europeos en apagar dicha tecnología. Una de las incógnitas abiertas pasa por la ejecución definitiva del Plan 300x100, aprobado por el anterior Gobierno, y financiado en su mayoría con fondos FEDER, para llevar fibra óptica al 100% de los núcleos de población de España.

Orange

Orange contaba a final de junio con 12.7 millones de hogares conectados a su red de fibra, la segunda mayor de estas características del Viejo Continente, por delante incluso de la red de Orange Francia, que contaba con 10,3 millones en la misma fecha.

MásMóvil cerró el primer semestre con una huella de fibra de 12,9 millones de hogares, 4,5 millones con red propia y el resto gracias a los acuerdos con otras compañías. En la misma fecha, Vodafone ofrecía servicios de fibra a 20,9 millones de unidades inmobiliarias (10,3 millones eran despliegues propios o compartidos).

Este proceso ha venido acompañado de una migración del ADSL a la fibra, impulsada por las propias operadoras. Según los datos de la CNMC, a final de mayo había en España 7,41 millones de clientes de FTTH, casi el 51% de la base total de usuarios de banda ancha. Y creciendo.

España enseña el camino a Europa

España está muy por delante en el despliegue de fibra óptica hasta el hogar (FTTH) de grandes países europeos como Alemania, Reino Unido, Italia o Francia. De hecho, España es el tercer país de la OCDE en despliegue de esta tecnología, solo por detrás de Japón y Corea del Sur. A principios de 2018, Deutsche Telekom apenas llegaba con su red FTTH al 5% de los hogares en Alemania, por un 2% de BT en Reino Unido, según las estimaciones del banco de inversión estadounidense Morgan Stanley.

La agencia Moody’s advirtió la pasada semana de que en estos países europeos serán necesarias nuevas inversiones para extender la fibra hasta los hogares. “Esperamos mayores inversiones en redes particularmente de Deutsche Telekom, BT y Telecom Italia para expandir el FTTH”, indicó la agencia, que citó como excepción a Telefónica, que ha hecho un amplio esfuerzo en los últimos años y “ahora tiene una de las redes de FTTH con mayor densidad”.

El modelo de compartición de redes está sobre la mesa. A mediados de agosto, Deutsche Telekom indicó que negociaba un acuerdo con su rival United Internet para conectar de forma conjunta a más de cinco millones de hogares en Alemania con FTTH. El 75% corresponderían a al incumbente germano, mientras que el 25% restante estaría a cargo de United Internet.