X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

El Ibex 35 sigue marcando mínimos, ¿hasta dónde caerá?

Los analistas admiten que las caídas son peores de lo esperado y no descartan perder los 9.000 puntos

Los inversores están saliendo del mercado europeo para buscar oportunidades en la Bolsa americana

Las Bolsas europeas, y especialmente la Bolsa española, están sufriendo una severa corrección que pocos analistas esperaban, mientras el mercado americano aguanta en máximos. El Ibex 35 no ha parado de bajar desde el pasado 28 de agosto -a excepción de un día en el que quedó en tablas- y pierde casi un 4% en ocho sesiones, en las que ha pasado de los 9.600 puntos a mínimos de diciembre de 2016 en torno a los 9.200 puntos. Y en agosto el selectivo ya había perdido un 4,77%.

El recrudecimiento de las tensiones comerciales y la crisis de los emergentes han llevado al Ibex 35 a romper soportes. Y, en estos niveles, los analistas no descartan más caídas y que se lleguen a perder los 9.000 puntos. Los expertos coinciden en que el proteccionismo continúa siendo el principal riesgo, pero no es el único. Turquía, Argentina y el contagio a otros países emergentes, la política europea con Italia en el foco y el Brexit son otros factores a vigilar, sin olvidarse de la normalización monetaria gradual.

Así, según Ramón Morell, responsable de Experiencia Trading, de continuar las caídas, el Ibex 35 se iría directamente a los 9.000 puntos porque, según explica, "el nivel actual en 9.250 es un soporte básico y debajo hay vacío hasta los 9.000 y, más abajo, nos iríamos a 8.800". Considera que es "ciertamente sorprende la resistencia a subir que estamos sufriendo, aunque Europa en conjunto no está nada animada esta temporada que rompe máximos en EE UU". No obstante, cree que habrá recuperación en las semanas que vienen "porque el mercado tiende a descontarlo todo primero".

Félix López, de SelfBank, no descarta que los descensos se intensifiquen, dado que "se está produciendo un ajuste generalizado de carteras que están reduciendo el peso de los activos de riesgo". Además, apunta que el dinero se está yendo de la renta variable europea a la americana porque "en caso de una intensificación de la guerra comercial, la Bolsa americana no se vería tan perjudicada al depender más del consumo doméstico que del comercio internacional". López ve el siguiente soporte importante del Ibex en en los 8.500 puntos que tocó el selectivo en noviembre de 2016, coincidiendo con la victoria de Trump en las urnas. Para ello el Ibex tendría que perder un 8% desde los niveles actuales, "algo improbable porque dejaría al selectivo muy atractivo en términos de PER", dice.

La Bolsa española es una de las que más baratas se encuentran en términos de PER (a día de hoy ronda un nivel de 12x, muy inferior a su media histórica), aún está lejos de sus máximos históricos, y cuenta con una rentabilidad por dividendo atractiva del 4,4%.

Sergio Ávila, de IG Markets, marca el primer objetivo de caída en los 9.100 puntos tras perder los 9.400 esta semana, y no descarta ver al índice en los 9.000, "un nivel en el que parece más probable que trate de consolidar el precio". Añade que la pérdida de los 9.000 puntos podría llevar al índice al entorno de los 8.500 puntos.

"Uno de los mayores riesgos que viene cotizando Europa es Italia, por el temor a que la nueva coalición de Gobierno suponga un elemento desestabilizador en el proceso de mayor integración al que aspiraba la UE y por el temor a una política de expansión del gasto que pusiera en riesgo los objetivos de déficit y descontrolara los altos índices de deuda que tiene el país", señalan en MacroYield, donde añaden que "la posible relajación de la guerra comercial en los próximos meses, que previsiblemente venga acompañada de una relajación de la divisa estadounidense, pensamos que tendrá reflejo más positivo en los activos de riesgo españoles que en los italianos, pues la mayor exposición a emergentes de España, la hace más sensible a este conflicto".

El departamento de análisis de Bankinter sostiene que de momento "no hay cambio en el tono de los mercados", aunque parece que mejoran las expectativas de alcanzar un acuerdo con la UE sobre el Brexit y sigue relajándose la deuda italiana, con los emergentes algo más estables. En conclusión, mantienen que "el mercado continuará en un tono más defensivo". En su informe de estrategia de inversión, la entidad asegura que el tercer trimestre está siendo "más duro de lo esperado" aunque defiende que las Bolsas son "aún el mejor activo", por lo que aconseja optar por el "posicionamiento, la perseverancia y la paciencia". Añade que "a partir de ahora debemos esperar de las bolsas rentabilidades simplemente suficientes o decentes".

Desde Unicorp Patrimonio defienden "la importancia de una visión de largo plazo en las inversiones de renta variable" y creen que el castigo al Ibex 35 "podrá revertirse rápidamente en un giro alcista tan sólo con que los riesgos se reduzcan".

Para Natalia Aguirre, de Renta 4, queda por comprobar que el ciclo económico "se mantiene sólido, con el consiguiente apoyo a los resultados empresariales, que en el segundo trimestre han mostrado un buen tono (sobre todo en EE UU) y han confirmado el atractivo de las valoraciones bursátiles, principalmente en Europa". En la visión de mercado de septiembre de la firma se indica que después del 9.300, el siguiente soporte del Ibex son los 9.100 puntos, lo que supondría un potencial alcista del 21% hasta el objetivo de 11.000 puntos.

Por su parte, Juan Gómez Bada, socio de Avantage Capital EAFI y director de inversiones de Avantage Fund, asegura que "2l mercado a corto plazo es impredecible" y prefiere centrarse en el análisis a largo plazo con compañías concretas. Así, piensa que en un mercado como el actual hay oportunidades en valores como Inditex, Bankinter o CIE Automotive, "independientemente de los vaivenes que puedan sufrir sus acciones en Bolsa".

Desde la gestora EDM recomiendan una cartera diversificada y la apuesta por valores de gran solvencia. Dentro del Ibex 35, sus cinco posiciones principales son Grifols, Inditex, Acerinox, CAF y Repsol.