X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Ticketmaster crea un nuevo soporte de reventa para frenar los abusos

La plataforma estará disponible en octubre en Reino Unido e Irlanda, y en 2019, en España

La compañía deja a un lado Seatwave y crea Fan Marketplace

El grupo U2 durante un concierto en Berlín (Alemania) GETTY IMAGES

Venta de entradas segura y transparente. O al menos es lo que quiere conseguir Ticketmaster, una de las empresas con más peso en el sector de la venta de entradas de conciertos y festivales. Así, mediante la plataforma Fan Marketplace, los compradores de Ticketmaster que hayan adquirido su entrada pero finalmente no puedan acudir al concierto tendrán la opción de vender su pase, y los compradores a adquirirla a coste cero (o algo más barata, dependiendo de la demanda). El soporte estará disponible en octubre en Reino Unido e Irlanda, y a lo largo del primer trimestre de 2019 en España, tal y como ha anunciado la empresa en la presentación del Observatorio de Música en Vivo, este jueves en Madrid. A principios de 2018 se pusieron a la venta las entradas para el concierto de U2 en Madrid que tendría lugar el 20 de septiembre. Minutos después estaban agotadas y las páginas de reventa duplicaban y triplicaban el precio inicial.

"Ticketmaster dejará de trabajar con Seatwave", reconoce Eugeni Calsamiglia, consejero delegado de la compañía en España. Seatwave es una empresa que opera en el mercado secundario, conocido por la reventa. Con el nuevo soporte, Ticketmaster quiere conseguir que el consumidor tenga transparencia absoluta y que el coste de una entrada original no se incremente, aunque están estudiando cobrar "una comisión razonable" por los gastos de gestión, según ha afirmado Calsamiglia.

La medida ha sido bien recibida por varios agentes del sector. Marta Comín, promotora de Get In, no quiere favorecer la especulación masiva con el precio de las entradas, por lo que le parece "una buena iniciativa", ha dicho este jueves, rodeada también de Sergio Castrodeza, director de operaciones de Ticketmaster, Celia Carrillo, directora de marketig de la firma, y Patricia Gabeiras, doctora en derecho de la cultura y directora general de la Asociación de Festivales.

Mientras los participantes de la mesa redonda debatían, la polémica se trasladaba al público formado por promotores y profesionales de la industria de la música. Hay mucha gente que no sabe donde compra las entradas, si es la página oficial o es un sitio de reventa, comentaban los promotores del público. En Reino Unido se ha legislado para que haya una marca oficial en la página web que indique claramente si el consumidor está comprando las entradas en la página oficial o en una de reventa (en la que los precios pueden ser el doble o el triple de los originales). Sin embargo, en España todavía no hay leyes al respecto.

"Es necesaria una regulación responsable y no compulsiva", ha afirmado Patricia Gabeiras, doctora en derecho de la cultura. Gabeiras ha explicado que especular es legítimo, pues la especulación es la base de la economía de mercado, pero que también hay que poner limites, es decir, regular. "Lo que hay que respetar es el derecho de los consumidores, el derecho a la libre competencia y el derecho a la cultura", ha señalado.

Por su parte, Eugeni Calsamiglia, ha recordado que el legislador debe crear un marco para proteger al artista, al promotor y al fan. Y ha destacado que Ticketmaster se ha comprometido a poner todos los medios para que el consumidor y el artista estén protegidos en términos de fraude, transparencia y autoridad "mientras esperamos que la ley también haga su parte".

El perfil del consumidor

Ticketmaster también ha presentado un informe recogido por el Observatorio de Música en Vivo que muestra que el 70% de los consumidores de música en vivo en España tienen entre 22 y 44 años, gastan una media de 52 euros por entrada y residen en grandes ciudades. El 15,3% son de Madrid y el 8,6%, de Barcelona. Asimismo, el 10% de las entradas que vendieron en España en 2017 fueron adquiridas por turistas de 188 países, de los cuales el 43% eran británicos, el 14% franceses y el 10% estadounidenses.

El informe también revela que en 2017, el 64% de las entradas de conciertos y el 52% de festivales se adquirieron durante su primera semana a la venta. Además, el 34% de las ventas totales se produjeron entre los meses de septiembre a diciembre. Una tendencia que, desde Ticketmaster, creen que se repetirá en 2018.