X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Empleo »

Destrucción de 203.000 empleos en el peor agosto desde 2008

La afiliación desestacionalizada baja por primera vez desde 2015

El paro registrado sube en 47.000 personas

El empleo medido en términos de afiliados a la Seguridad Social bajó en agosto en 202.996 cotizantes. Esto supone en los últimos doce meses se han creado 529.970 nuevos puestos de trabajo, un 2,89% más, lo que significa que la ocupación crece a su ritmo más bajo en este mes desde que se inició la recuperación en 2014. Así, ahora hay un total de 18,8 millones de cotizantes, aún un 2% por debajo del máximo de 19,2 millones alcanzado por el sistema en 2007

Así lo reflejan los datos facilitados hoy por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social que también informó de que el número de parados aumentó el mes pasado en 47.974 personas hasta los 3,1 millones de desempleados, un 5% menos que hace un año.

Se trata del segundo mes consecutivo de cierta desaceleración en la creación de empleo. Eso se observa, sobre todo, en los datos desestacionalizados, que depuran el impacto del calendario y, por lo tanto, refleja mejor tendencia del mercado laboral. Estas cifras corregidas indican, también por segundo mes consecutivo un estancamiento de la ocupación, con la perdida de 1.830 afiliados. Y es la primera vez que este indicador desestacionalizado baja desde 2015. En el caso del desempleo desestacionalizado, cayó en agosto en 2.819 personas, lo que refleja igualmente una parálisis en la reducción del paro.

Las pérdidas de cotizantes afectaron prácticamente a toda la economía, encabezadas por la educación, con 57.706 afiliados menos, la industria (23.632) y la construcción (20.262).

Se trata de tres sectores en los que habitualmente muchas empresas realizan la práctica fraudulenta de dar de baja a sus trabajadores durante el mes de verano para no abonarles las vacaciones. De hecho, el recorte neto de empleos en el último día del mes de agosto (diferencia entre las nuevas altas y las bajas de afiliación al sistema) superó por primera vez en la historia los 300.000 cotizantes.

El Ministerio de Trabajo, ya ha anunciado que la Inspección de Trabajo ha iniciado una campaña específica para atajar esta práctica, de momento, en el sector educativo.

También el régimen agrario ha perdido gran cantidad de empleo (24.000 afiliados ) y hay 17.000 autónomos menos, la mitad del total de cotizantes que ha ganado el colectivo de trabajadores por cuenta propia en todo el último año.

La pérdida de empleo en agosto es una constante, y prácticamente todos los años se destruyen más de 100.000 empleos (179.000 en agosto de 2017). Si bien en esta ocasión ha sido el peor mes de agosto desde 2008, cuando se perdieron 244.000 cotizantes.

Solo hay un área del mercado de trabajo en la que esta desaceleración no se esté dejando sentir: el sector público. El ritmo de crecimiento de las administraciones públicas está en el 3,7% interanual, casi un punto por encima de la media del sistema.

Más empleo público estatal

Es más, en el caso de la administración Estatal, el empleo creció un 5,64% en julio respecto al mismo mes del año anterior, la mayor tasa registrada desde el inicio de la crisis. Esto ocurrió tan solo un mes después de la llegada al poder del nuevo Gobierno socialista; aunque el desbloqueo de la oferta pública de empleo puede influir también en este alza. La ocupación avanzó un 4,4% en la administración autonómica y un 1,3% en los ayuntamientos.

La pérdida de afiliados en agosto respecto a julio afectó a todas las comunidades, salvo a Asturias y Cantabria, que ganaron poco más de 3.000 cotizantes entre las dos. Cataluña fue la región donde más cayó el empleo: un 1,9% en un solo mes. Si bien en términos interanuales, todas las comunidades están en positivo, encabezadas por la Comunidad de Madrid y Canarias, con ritmos de avance de la ocupación del 4% y 3,9%, respectivamente.

En cuanto a la calidad del empleo, la contratación en general se desplomó un 23% en agosto respecto a julio. Y cayeron casi por igual los contratos temporales que los fijos. Si bien, si se compara con el mes de agosto de hace un año, la contratación indefinida mantiene un fuerte avance del 33,4% frente a un incremento del 2% de los eventuales.