X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Cómo integrar una de las mejores alternativas a Photoshop en Chrome

Podrás editar imágenes y vídeos sin instalar nada en el PC

Podrás editar imágenes y vídeos sin instalar nada en el PC

En los últimos años, Internet nos ha permitido acceder a algunas herramientas que en su momento necesitaban de potentes ordenadores y complejos sistemas de licencias para poder funcionar correctamente y bajo la legalidad. Estos sobre todo iban encaminados a ofrecernos herramientas de edición de imagen, como por ejemplo Adobe Photoshop. También desde hace años hemos conocido alternativas a este tipo de programas, con versiones gratuitas. Una de las más interesantes es la de GIMP, con su aire a Windows 95, y que sigue siendo una apuesta segura a la hora de querer editar imágenes sin tener que recurrir a programas enormes, como por ejemplo el mismo Photoshop. Ahora podemos incluso integrar GIMP en el navegador de Chrome y disfrutar de ella sin instalar nada.

Así puedes integrarlo en Chrome

Como es habitual, para integrar este editor de imagen en Chrome, debemos descargarnos una extensión desde la tienda de complementos del navegador web. Para ello dentro del Chrome Web Store debemos buscar una extensión llamada Gimp online, y que básicamente integra en el navegador la versión online de este completo editor de imagen. Pues bien, una vez que lo hemos descargado, no tenemos más que instalar la extensión, y pulsar sobre ella para ejecutarla en nuestro ordenador.

Esta extensión abre directamente una versión online de GIMP

Automáticamente veremos cómo aparece un nuevo menú en el que podemos abrir uno de los determinados editores con los que cuenta GIMP, pudiendo editar no sólo imagen y fotografías, sino también vídeos. De esta forma, con sólo seleccionar el contenido que queremos editar, se abrirá el editor correspondiente. En el caso del clásico GIMP, veremos una réplica online idéntica a la que puede descargarse, con ese inconfundible aspecto “vintage” de su interfaz. Gracias a este editor podemos realizar multitud de tareas a la hora de editar los contenidos.

De hecho, podemos disfrutar de herramientas de pintura incluyendo pincel, lápiz, aerógrafo, clon, etc. Así como del muestreo de subpíxeles para todas las herramientas de pintura para el anti-aliasing de alta calidad. Del editor de degradado extremadamente potente y herramienta de mezcla. También integra pinceles y patrones personalizados, soporte completo al canal alfa, así como la manipulación de capas y canales. También podemos acceder a Rehacer., trabajar con capas de texto editables e incluso disfrutar de herramientas de transformación incluyendo rotar, escalar, cortar y girar.