X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

El precio de la vivienda se dispara por encima del 10% por primera vez en diez años

El número de compraventas de casas aumenta un 15% en el segundo trimestre respecto a hace un año

El Colegio de Registradores cree que el encarecimiento de dos dígitos sostenido no favorece al mercado

El mercado de inmobiliario sigue dando inequívocas señales de reactivación. El Colegio de Registradores de la Propiedad ha dado hoy a conocer cómo ha evolucionado el precio de la vivienda en el segundo trimestre del año. Por primera vez en los últimos diez años la vivienda se ha encarecido por encima del 10% en comparación con hace un año. Concretamente, un 10,7%, lo que supone la tasa interanual más alta desde 2007.

Solo en entre abril y junio el precio de la vivienda subió un 3%. Si bien, tal y como precisan los registradores, el coste de los inmuebles está aún por debajo de los máximos marcados en 2007. En aquel año se produjo el pinchazo de la burbuja inmobiliaria y los precios llegaron a caer más de un 35%, tocando mínimos en 2014.

Desde entonces la recuperación de la economía y el empleo contagió también al mercado inmobiliario cuyos precios no han cesado de subir en los últimos cuatro años. De hecho, desde que tocaran suelo en 2014 el ajuste de precios acumulado es aún del 17% respecto a los máximos de 2007.

Según el análisis de estos profesionales, “las perspectivas siguen mostrando un comportamiento favorable, dando continuidad al incrementos de precios”. No obstante, precisan que esta escalada por encima de los dos dígitos “puede constituir un crecimiento de carácter coyuntural”. Así, se decantan por un mantenimiento en el crecimiento de los precios, “pero con tasas interanuales por debajo del 10%.

El análisis que hacen los registradores apunta a que las tasas de crecimiento del coste de la vivienda positivas son favorables para el mercado en la medida que no existe la ralentización, que sí se produce cuando los precios caen y los demandantes esperan nuevas rebajas para tomar decisiones de compra.

Sin embargo, precisan que tasas de crecimiento excesivamente altas tampoco constituyen el escenario más favorable porque dificultan el acceso al mercado de las rentas más bajas, reduciendo también el número de compraventas.

En definitiva, tanto las caídas de precios como los incrementos demasiado elevados, por encima de los dos dígitos, tienen como resultado la ralentización o incluso parálisis del mercado.

Más transacciones

Pero el encarecimiento de las casas no es el único dato de este boletín estadístico de los registradores que apunta a la reactivación del mercado inmobiliario. En el segundo trimestre del año  las certificaciones de compraventas se acercaron a las 500.000 operaciones en los últimos doce meses.En concreto, en el segundo trimestre se registraron 494.263 compraventas de viviendas, un 15% más que en el mismo periodo de 2017.

Según la serie completa, estas operaciones llegaron a acumular una caída durante la crisis de un 69% respecto al máximo interanual, alcanzado al cierre del primer trimestre de 2006, cuando se superaron el millón de transacciones en un año.Habían tocado su mínimo en 2014, con 310.864 compraventas.

La vivienda usada sigue siendo la protagonista del mercado, con 111.537 compraventas, del total de las 134.196 que se registraron solo en el segundo trimestre. Esto supuso un incremento de las transacciones de casas de segunda mano del 4,5% respecto al trimestre anterior, el mayor aumento desde mediados de 2007.

La vivienda nueva también vio crecer sus compraventas un 1,6% hasta las 22.659 operaciones. Según esto, ocho de cada diez operaciones inmobiliarias que se hicieron en el segundo trimestre del año fueron de casas usadas.

El crecimiento de las transacciones inmobiliarias se ha generalizado territorialmente y se registra ya en once comunidades autónomas, donde aumentan las operaciones respecto al primer trimestre del año. Andalucía encabeza el número de compraventas, con 26.487 y le siguen la Comunidad Valenciana, Cataluña y Madrid, con algo más de 20.000 transacciones cada una.

El endeudamiento hipotecario, también medido por los registradores, siguió asimismo su escalada alcista. Así el endeudamiento por metro cuadrado en el segundo trimestre aumentó casi un 3%, situándose en una media de 1.275 euros el metro cuadrado.

El único indicador que perdió fuelle entre abril y junio fue la compra de viviendas por parte de extranjeros que, a pesar de aumentar en términos absolutos un 3,6% hasta los 17.000 inmuebles, su peso sobre el total de transacciones cayó ligeramente del 13% al 12,9%.