X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Las posiciones cortas en Bankia marcan nuevo récord con casi un 5%

Han subido su presencia en CaixaBank, Sabadell y BBVA, y la han reducido en Mapfre

La entidad que preside Goirigolzarri ya marcó récord histórico a principios de julio

Exterior de oficinas ágiles de Bankia. Europa Press

Los inversores bajistas, que apuestan por la caída de un valor, han aumentado sus posiciones cortas en el capital de Bankia a máximos históricos del 4,86%, al mismo tiempo que han subido
su presencia en CaixaBank, Sabadell y BBVA, mientras que la han reducido en Mapfre hasta mínimos de 2014.

Según los datos publicados este lunes por la Comisión  Nacional del Mercado de Valores (CNMV), los inversores especulativos han pasado de controlar hace quince días el 4,46% del capital de Bankia, hasta el 4,86% a cierre del pasado viernes.

La entidad ya marcó récord histórico a principios de julio, días antes de que la ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, asegurara que los resultados semestrales del banco eran "más que correctos" y que el Gobierno no veía la urgencia de tomar ninguna decisión sobre el plan
de privatización de la entidad.

Además, la presión de los fondos especulativos también han aumentado su presencia en CaixaBank, que ha pasado del 0,21% previo al 0,49%, lo que supone máximos de año, al mismo tiempo que han subido en BBVA del 0,3 % al 0,56%, lo que supone el mayor nivel desde mediados de abril pasado.

Este aumento se produce después de que el banco sufriera importantes caídas en la Bolsa española durante el pasado mes debido al desplome de la lira turca -llegó a depreciarse más de 16%-, ya que la entidad posee parte de su negocio en Turquía, a través de su filial Garanti Bank.

En el capital del Sabadell, las posiciones cortas han ascendido hasta el 1,46%, niveles de principios de julio, desde el 1,37% de hace quince días.

Por el contrario, los inversores bajistas han reducido sus posiciones cortas sobre el capital de Mapfre, que han pasado del 0,4 %, nivel que poseía desde septiembre de 2017, al 0,2 %, con lo que se sitúa en mínimos desde mediados de 2014.