X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Ibex: La enfermedad emergente rebrota y el selectivo tantea los mínimos del año por debajo de los 9.400

El selectivo retrocede un 0,72% el viernes, un 1,99% en la semana y un 4,78% en agosto hasta los 9.399,1 puntos

El peso argentino rebota un 7% y alcanza los 37,8 unidades por dólar tras hundirse el jueves hasta los 41 pesos por billete verde

Imagen de una casa de cambio en Buenos Aires. Reuters

El umbral de tolerancia de los inversores con las malas noticias se ha puesto a prueba con la combinación de la crisis emergente y los tambores de (más) guerra comercial. Dos elementos que llevan meses sobre el tapete pero que han estallado en las últimas jornadas de agosto. El Ibex ha perdido en la última sesión del mes un 0,72% y ha cerrado en los 9.399,1 puntos, muy cerca del mínimo anual de 9.381 puntos del pasado marzo y rondando niveles de comienzos de 2017. En la semana ha cedido un 1,99% y en el mes, un 4,78%.

Todo ha ido estallando a lo largo del mes más veraniego del año. Turquía, el día 13; y el jueves 30, Argentina. El país del corralito entre 2001 y 2002 y del impago parcial de deuda de 2014 volvió a escena con sacudidas en el peso y el miedo a que los rescates pactados con el Fondo Monetario Internacional (FMI) sean insuficientes. Ha recibido 15.000 millones pero el mercado es temeroso y considera que el país tendrá dificultades para afrontar los 48.000 millones en vencimientos entre lo que queda de 2018 y 2019. Su presidente, Mauricio Macri, ha anunciado que los 35.000 millones que les ha prometido el Fondo llegarán cuando sea necesario.

La divisa del país que preside Erdogan cae un 40% en el año frente al dólar, pese al repunte en el entorno del 3% del viernes, y la del que dirige Macri pierde casi la mitad de su valor. Así, el coste de la deuda en dólares de ambos países –el 36% de la de Turquía y el 62% de la de Argentina– se duplica. Esto, junto al contagio a las divisas de otros emergentes, como Brasil, Sudáfrica, Rusia e India, es un cóctel indigerible para las empresas del Ibex, que tienen en Latinoamérica gran parte de su negocio. 

Principales cotizaciones

IBEX 35 9.590,40 0,07%
EUROSTOXX 50 3.430,81 0,81%
DOW JONES 26.743,50 0,32%
USD x EUR 0,8508 0,212%
ARS x USD 37,1700 -2,587%

El viernes, BBVA respiró un poco después de un agosto aciago y retrocedió un escueto 0,2%. El principal mercado del banco es México, que aportó más del 37% de su beneficio neto en 2017, y puede disfrutar de la buena noticia de que la divisa del país está estable. México se beneficiará de la refundación del Tratado de Libre Comercio (NAFTA, por sus siglas en inglés) entre él mismo, Canadá y Estados Unidos. Las negociaciones van por buen camino. Los valores refugio el viernes fueron Enagás (+0,17%) y Santander (+0,14%), mientras que Dia, con el 17% de su facturación en Argentina, se hundió un 4,8%, hasta los 2,044 euros por acción.

El viernes, el peso rebotaba un 7%, hasta las 37,8 unidades por dólar, tras marcar un mínimo histórico de 41 unidades por billete verde el jueves. Ni la petición acelerada de fondos al FMI ni la subida de tipos al 60% (con una inflación que ronda el 30%) ni las promesas de ajuste fiscal del Gobierno (se detallarán el lunes) detuvieron una fuga de capitales que el viernes se tomó un respiro. Las peticiones del Ejecutivo de Macri podrían haber sido escuchadas por el FMI: el martes, el ministro de Hacienda argentino, Nicolás Dujovne, se reunirá con Christine Lagarde para discutir su solicitud de acelerar el cobro del crédito,

Un poco mejor las cosas en Turquía, donde las caídas más violentas quedan ya atrás pero la presión del mercado no desaparece. El viernes, la lira recuperó un 2%, pese a que dimitió el número dos de un Banco Central cuya falta de independencia es uno de los motivos esgrimidos por los analistas para castigar la divisa. Las dudas sobre los emergentes han provocado, también, depreciaciones en el rand de Sudáfrica (-12% en el año) y  la rupia indonesia, que se deja aproximadamente el mismo porcentaje en lo que va de ejercicio.

El panorama en los mercados desarrollados no es tampoco sencillo, después de que ayer la agencia Bloomberg publicase que Donald Trump está dispuesto a firmar la próxima semana nuevos aranceles sobre 200.000 millones de dólares de importaciones chinas, además de abandonar la OMC. Trump también rechazó eliminar los aranceles sobre los automóviles europeos. 

La mayor aversión al riesgo se ha trasladado al mercado de divisas occidental. El euro cae un 0,7% frente al dólar, hasta las 1,159 unidades por euro, lastrado también por las dudas sobre Italia. Su prima de riesgo está en en 287 puntos, máximo desde 2013, por los miedos sobre los planes presupuestarios del Gobierno y su relación con Bruselas. En España, el bono a 10 años paga el 1,497%, cerca de máximos desde inicios de junio. El franco suizo, otro valor refugio por excelencia, puso fin a una racha alcista de seis días seguidos que le permitió marcar récord desde abril.

En el mercado de petróleo, el barril de Brent roza los 78 dólares y firma el mayor avance mensual desde abril con un 5%. Las sanciones estadounidenses a Irán y el temor a que la guerra comercial dañe el crecimiento económico mundial son las razones para esta evolución. Su precio está cerca del récord desde noviembre de 2014 que marcó a mediados del pasado mayo por encima de los 80 billetes verdes.