X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Tencent sufre por la campaña antivideojuegos del Gobierno chino

Sus títulos, que suponen más de un tercio de los ingresos, ya han sido criticados por adictivos

Un niño jugando al videojuego de Tencent Honor de reyes, en Dezhou (China).

La batalla de Tencent contra los burócratas chinos ha pasado de la fantasía a la realidad. El fabricante ha perdido otros 17.000 millones de euros en valor de mercado por una nueva campaña estatal contra los videojuegos. Deja a los inversores expuestos a riesgos casi incalculables y al fracaso de Tencent a la hora de desarrollar nuevos negocios con la suficiente rapidez.

El mercado de juegos online del país supone 34.000 millones de euros. El último obstáculo del Gobierno es una iniciativa para combatir la miopía adolescente, que establece diferentes medidas, como la limitación del número de nuevos videojuegos online que pueden lanzarse y del tiempo que pasan los jóvenes jugando con ellos. El poderoso Consejo de Estado de China también ha dado su bendición.

No se menciona a Tencent, pero es un movimiento bastante transparente dirigido al mayor productor de videojuegos del mundo. Sus títulos para móviles y PC, que suponen más de un tercio de los ingresos de la empresa, ya han sido objeto de duras críticas por ser demasiado adictivos. A principios de agosto, la compañía culpó a una congelación de los permisos para publicar nuevos videojuegos de sus desastrosos resultados financieros. Las ventas en los tres meses anteriores a junio crecieron a su ritmo más lento en tres años, mientras la compañía registraba su primera caída interanual en los beneficios trimestrales en más de una década.

Incluso antes de las ventas del viernes, el precio de las acciones de Tencent había caído un 25% desde su máximo de este año, laminando unos 120.000 millones de euros de capitalización bursátil. Es difícil tener en cuenta este tipo de ataques por la espalda del Gobierno en los modelos de valoración. Y aunque Tencent ha invertido enormes sumas en otras iniciativas, como la computación en la nube, los pagos móviles y el videostreaming, depende de los videojuegos para apuntalar sus beneficios.

Tencent cotiza a un múltiplo de unas 30 veces las ganancias esperadas para los próximos 12 meses, por encima de Alibaba y Baidu, así como de su rival de juegos de azar Netease, que alcanza las 20 veces. Mantener una prima tan grande puede ser otra batalla perdida.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías.