Montero confirma que estudia subir el IRPF a rentas de más de 150.000 euros

Aduce que los afectados “no pertenecen ni a clases medias ni a clases trabajadoras”

La medida solo impactaría sobre 91.400 contribuyentes, el 0,46% del total, que abonarían 4.400 euros más al año en impuestos

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero.
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

El Gobierno confirma que estudiará incrementar el IRPF a rentas superiores a los 150.000 euros, tal y como avanzó ayer Cinco Días. Así lo ha confirmado esta mañana la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, defendiendo que los potenciales afectados “no pertenecen ni a clases medias ni a clases trabajadoras”.

Con estas declaraciones, recogidas por Efe a la entrada de la ministra a la Comisión de Hacienda del Congreso de los Diputados, Montero clarifica el umbral sobre el que se negociará el alza fiscal reclamada por Unidos Podemos en las negociaciones abiertas con el Ejecutivo para consensuar los nuevos Presupuestos Generales del Estado.

La aseveración permite a la ministra de Hacienda defender que no ha cambiado de criterio frente a sus declaraciones de los últimos meses, cuando dio a entender que no tocaría el IRPF, pues sostuvo que su "linea roja" siempre fue que el nuevo paquete fiscal que prepara no pese sobre la espalda de las clases trabajadoras.

El umbral de 150.000 euros es el mismo que el PSOE ya defendió en su propuesta de Presupuestos alternativos para 2018, publicada en abril cuando aún se encontraba en la oposición y eleva con fuerza el umbral inicialmente defendido por Podemos, que hablaba de incrementar el tipo marginal para rentas de más de 60.000 euros.

Fijar el nivel a partir de los 150.000 euros permite dejar fuera de la medida a grandes colectivos profesionales, como médicos y abogados, pero reduce con fuerza el monto a recaudar.

En concreto, según los datos recopilados por la Agencia Tributaria, tan solo hay 91.400 personas en España que perciban rentas superiores a los 150.000 euros. Incrementar tipo del IRPF estatal para ellos del 22,5% al 26,5%, situándolo de media en el 52% como propone el PSOE, permitiría recaudar 400 millones más, según sus propios cálculos. 

Más allá, sin embargo, el plan de los socialistas pasa también por incrementar también el tipo de gravamen del ahorro para estos contribuyentes con rentas de más de 150.000 euros, cuanto tengan bases del ahorro superiores a los 50.000 euros. Una medida que permitiría a Hacienda obtener otros 1.500 millones anuales, de nuevo según los cálculos socialistas, sumando una recaudación anual de 1.900 millones junto al alza del IRPF.

Así, la subida del tipo del IRPF para rentas de más de 150.000 euros supondría una contribución de unos 4.376 euros más al mes para cada contribuyente. Por su parte, el aumento del gravamen sobre los rendimientos del ahorro superiores a los 50.000 euros les llevaría a aportar otros 16.411 euros más cada ejercicio. Así, el colectivo afectado por la subida desembolsaría el año que viene un total de 20.787 euros adicionales, de prosperar la propuesta completa del PSOE. 

A día de hoy, los contribuyentes con rentas de entre 150.000 y 60.000 euros abonan de media 80.502 euros a Hacienda en concepto de IRPF mientras que aquellos que superan los 601.000 euros de ingresos contribuyen anualmente con 508.942 euros. 

Normas