X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Empresas »

La CNMV amenaza a Abengoa y Urbas: podría acusarlas de manipulación de mercado por sus 'splits'

Las dos empresas votarán en junta las medidas para seguir cotizando al mínimo

BME ha bajado de 0,01 a 0,001 el precio mínimo para que un valor cotice

Imagen de las instalaciones de Abengoa en Sevilla.

La CNMV ha amenazado a Abengoa y Urbas con un expediente por manipulación del mercado en caso de que las sociedades ejecuten un split (desdoble de las acciones) con el que sortear el nuevo umbral mínimo de cotización en el mercado, que BME bajará a 0,001 euros (desde 0,01) a finales de septiembre. Ambos valores cotizan en torno a los 0,01, y han convocado junta de accionistas para ejecutar sendos splits.

Hoy por hoy Abengoa, cotizando a 0,01 euros, no puede bajar más, pero esta situación cambiaría con el nuevo límite fijado por la Bolsa, anunciado el 30 de julio. Ahora bien, en caso de aprobarse el split de 10 acciones nuevas por cada una actual, Abengoa volvería a la misma situación, solo que los inversores, en lugar de tener una acción cotizando permanentemente a 0,01 euros (porque no puede bajar más), tendrán 10 a 0,001.

La junta de Abengoa ha sido convocada esta mañana, para el día 2 de octubre, a petición de los propietarios históricos de Abengoa, las familias agrupadas en la sociedad Inversión Corporativa (dominada por los Benjumea). Éstos ecigieron ayer martes la celebración de la junta ante el cambio de mínimo de cotización fijado por BME, y la empresa ha accedido a la convocatoria. La propuesta de split no procede del consejo de administración sino de los accionistas que pidieron la junta.

Este movimiento podría considerarse manipulación del mercado a ojos de la CNMV. En una segunda comunicación al supervisor, Abengoa ha adjuntado una carta de la Comisión en la que explica que iniciativas como un eventual desdoblamiento de acciones "cuyo objetivo sea aproximar el precio de la acción al límite mínimo" supondrían prolongar una cotización desordenada y un nivel de precios artificial. En consecuencia, la CNMV "valorará si esta conducta puede constituir un supuesto de manipulación del mercado". También valoraría la opción de ejercer sus competencias para garantizar la formación de precios, entre ellas la suspensión de negociación o la exclusión, además de la impugnación de los acuerdos societarios.

Abengoa, por su parte, ha dejado claro que la iniciativa parte de los citados accionistas, y de hecho ha fijado la fecha más tarde de lo que pretendían los Benjumea (28 de septiembre). No obstante, en el caso de Urbas, la junta ha sido convocada para el 8 de septiembre, por lo que el split sí podría ser eficaz antes de la entrada en vigor del nuevo mínimo de cotización.

Celebrar la junta antes del 28 de septiembre, sostienen los Benjumea, es “clave para defender el valor de la acción y frenar una nueva oleada de especulación de fondos de inversión y otras entidades que supondría el fin de nuestra inversión en la sociedad”. “Si no se puede adoptar una solución, el Consejo de Administración sería responsable de la pérdida patrimonial que esta medida de BME pudiera ocasionar en el valor de la acción”, aducían el martes. En la propuesta de acuerdo, para sortear lo ajustado de las fechas, se incluye también que la compañía solicite de forma urgente a Bolsas y mercados la suspensión temporal de la cotización de ambos títulos hasta que tenga lugar el split anunciado.

La participación estos inversores en la compañía será la misma, pero el split protegerá (al menos sobre el papel) su valoración. Con todo, dado que el precio está limitado, hoy por hoy apenas se intercambian acciones de Abengoa (3.700 euros diarios de media el último mes, unos 300.000 tomando el último trimestre). El valor cotiza al precio mínimo admitido desde 2015, en el marco de una caída que ha estado a punto de sumirla en concurso de acreedores.

Se ha registrado, incluso, una petición en change.org para que BME no aplique este nuevo mínimo, bajo el argumento de que " esta medida, fomentaría la especulación en corto (vender para ganar con la bajada), en valores que ya de por si llevan un castigo (que en muchas ocasiones es excesivo)". Tiene el apoyo de 1.755 firmantes.