X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Las constructoras españolas se lanzan a por las concesiones en Chile

Prevén licitaciones en varias autopistas por un importe de 2.500 millones

Pedro Sánchez apoya a las empresas en su primera gira por Latinoamérica

Reunión del presidente del gobierno Pedro Sánchez en Chile con empresarios españoles

En su primera parada en su viaje por Latinoamérica, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aprovechó su estancia en Chile (posteriormente se trasladará a Bolivia, Colombia y Costa Rica) para expresar a un nutrido grupo de empresarios españoles “su apoyo a la internacionalización de la empresa española”, según destacaron fuentes oficiales presentes en la reunión.

Al encuentro acudieron representantes de las empresas españolas Acciona Infraestructuras, Aenor Chile, Codorniu, Elecnor, Iberia, Ingenia Global Limitada, Indra Sistemas, Llorente & Cuenca, OHL, Red Eléctrica Española, Sacyr Concesiones, Salamanca Food, Santillana del Pacífico de Editores, Serproen y miembros de la Cámara Oficial Española de Comercio de Chile, que tiene cerca de 300 empresas asociadas.

Aunque los intercambios comerciales entre ambos países apenas llegan a los 3.000 millones de euros, la inversión española en Chile es muy importante. Un informe de la Oficina Económica y Comercial en Chile sitúa a España como el cuarto inversor extranjero en Chile, con un stock de 16.340 millones de euros, solo por detrás de EE UU, Canadá y Holanda. Esa cifra tiene muchas posibilidades de seguir creciendo a tenor de las múltiples licitaciones que prepara el Ministerio de Obras Públicas para seguir impulsando el modelo concesional. Las primeras corresponden a tres autopistas (Ruta 5, la 68 a Valparaíso y la 78 a Melipilla) con un importe de 2.500 millones de euros.

El Ejecutivo de Sebastián Piñera también prevé otro paquete de 5.800 millones para concesiones en ferrocarril, metro e incluso hospitales. El sector de las concesiones en Chile, tal y como precisa el informe de la Oficina Comercial, está monopolizado por las grandes constructoras españolas como Abertis, Acciona, Dragados, OHL, Sacyr, Ferrovial y FCC, que gestionan las concesiones de las principales carreteras de Chile y trabajan tanto con el sector público como privado.

En su encuentro con el presidente chileno Sebastián Piñera, Sánchez reafirmó el interés de España en apoyar la renovación del acuerdo de asociación existente entre Chile y la Unión Europea, tercer socio comercial de Chile y primer inversor, que ha permitido duplicar las exportaciones comunitarias hacia el país. La siguiente parada de Sánchez en su gira por Latinoamérica será Bolivia, donde firmará un acuerdo que abrirá la puerta a las empresas españolas para participar en la construcción del denominado tren bioceánico, un proyecto para unir los puertos de Ilo (Perú) y Santos (Brasil) a través de Bolivia. La línea ferroviaria que se pretende construir, de 3.755 kilómetros de longitud, costaría unos 12.000 millones de euros en obras. Estas ya comenzaron en territorio boliviano, con una primera fase de 150 kilómetros en la que está prevista una inversión cercana a los 188 millones de euros.

El peso de las empresas españolas

Abertis. Es el mayor operador de autopistas de peaje en Chile, con 770 kilómetros de carreteras. Tras las reciente adquisición de la participación de su socio canadiense en la Autopista Central, la empresa española controla el 100% de sus seis concesiones.En 2018 se le ha extendido la concesión de la Autopista del Sol hasta 2021.

Sacyr. Gestiona una fuerte inversión en Chile a través de siete contratos de concesión de obra pública. También ha realizado la construcción del hospital de Antofagasta y construye y explota en una joint venture con OHL la autopista urbana Américo Vespucio Oriente. Asimismo desarrolla la ampliación del aeropuerto de Puerto Montt.