X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Las ventas de coches se disparan un 35% en agosto ante la nueva norma de emisiones

Se matricularon 58.000 vehículos en lo que va de mes

Se prevé una fuerte caída a partir de septiembre

Mercedes-Benz en Bremerhaven (Alemania). EFE

Las ofertas agresivas de las automovilísticas durante este mes han dado sus frutos: hasta el 24 de agosto se habían vendido cerca de 58.000 coches, un 35% más que en el mismo mes de 2017, según cifras de Anfac, la asociación de fabricantes de automóviles. Es un número muy superior al previsto en julio por la asociación de concesionarios de España, Faconauto, que calculaba que las matriculaciones aumentarían cerca de un 20%. Las marcas lanzaron ofertas de hasta el 40% este mes debido a la necesidad de vender sus vehículos con motores homologados con la antigua regulación NEDC, antes del próximo 1 de septiembre. Entonces, tendrán prohibido comercializarlos, debido a la entrada en vigor de la nueva prueba WLTP.

Este aumento tan pronunciado de las ventas no solo se explica por la necesidad de los fabricantes de deshacerse del stock, sino también por la previsible subida que habrá en el pago del impuesto de matriculación. Con el WLTP, un mismo coche mostrará unas cifras de contaminación más altas que antes. La diferencia se produce porque el anterior examen se hacía en laboratorio y el nuevo se va a hacer también en situaciones reales de conducción.

Los tramos del impuesto de matriculación actuales en España son de 0% (cuota a pagar) para vehículos con emisiones menores o iguales a 120 gramos por kilómetro de CO2; 4,75% para vehículos con emisiones mayores a 120 y menores a 160 gramos por kilómetro de CO2; 9,75% para vehículos con emisiones mayores o iguales de 160 y menores de 200 g/km CO2, y 14,75% para vehículos con emisiones mayores o iguales a 200 g/km CO2.

Desde la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles, ACEA, alertan de que, por ejemplo, un coche que figure con unas emisiones de 130 gramos por kilómetro con la antigua regulación, con la nueva norma contaminará 30 gramos más, alcanzando los 160, lo que supondrá pasar de un tipo impositivo del 4,75% a uno del 9,75%.

La normativa WLTP entró en vigor hace un año para algunos coches de nueva matriculación. Hasta ahora, estos vehículos homologados con la nueva regulación tenían un valor adicional que es similar a la antigua normativa NEDC, con una diferencia al alza de entre el 5% y el 7%. Hasta final de año se seguirá teniendo en cuenta este valor para el impuesto de matriculación y los fabricantes están negociando una ampliación.

El único que ha hecho estimaciones de cuánto se pueden llegar a encarecer los vehículos nuevos ha sido el director de la división de automóviles de Honda Motor Europa España, Roger Solergibert, que en julio advirtió de que los coches aumentarán su precio una media de entre 1.200 y 2.000 euros.

“Los fabricantes están optimizando los coches para que emitan menos a costa de prestaciones. Los ciclos de homologación son otra vez pocos creíbles. Paradoja: el mismo vehículo pagará más porque tiene una certificación diferente. Aniacam y Anfac piden poder volver a regular esto y ajustarlo a lo que sería lo propio del mercado”, explicó Solergibert.

Anfac calcula que la nueva regulación WLTP puede provocar una caída en el mercado de entre el 7% y el 10% el año que viene. Es por ello, que piden la eliminación o por lo menos la flexibilización del impuesto de matriculación.

2021 en el horizonte

La consultora IHS Markit alertó este mes en un informe de que algunas firmas no llegarán a los objetivos de emisiones europeos de 2021, que serán de 95 gramos de CO2 por kilómetro para los coches nuevos. Según el estudio, la emisión media de los vehículos superará la meta en ocho gramos, lo que provocará que la industria se arriesgue a sanciones de 14.000 millones de euros.

“Si las empresas no pueden cumplir con los objetivos a tiempo, se podrían enfrentar a multas promedio de 624 euros por vehículo a finales de 2020, con un aumento adicional de 190 euros en 2021 estimulado por el cambio definitivo a la nueva norma WLTP”, dijo el director asociado de IHS Markit, Vijay Subramanian.

En Europa, solo Noruega cumple actualmente con el objetivo de 2021. Un estudio de la Agencia Europea de Medioambiente marcó que este país nórdico tuvo la media de emisiones de CO2 por automóvil nuevo más baja del Viejo Continente, 93 gramos por kilómetro. En el informe resaltan que el Gobierno de ese país tuvo una política activa y de largo plazo, en la que se apostó por la movilidad eléctrica, con una bajada impositiva muy importante.

En 2016, la media de emisiones en España de los coches nuevos fue de 114,4 gramos de CO2 por kilómetro. Aunque, lejos de los números noruegos, son mejores que los de Alemania, que fueron 126,9 gr/km; o los de Reino Unido, con 120,1 gr/km. La mejor forma de reducir estas emisiones sería con coches eléctricos, pero en la Unión Europea todavía no hay una apuesta clara por esta movilidad. Según ACEA, solo hay 100.000 puntos de recarga en la UE y el 76% de ellos están concentrados en cuatro países: Holanda, Alemania, Francia y Reino Unido.

Problemas de abastecimiento

Volkswagen. La compañía alemana está teniendo problemas para abastecer a sus fábricas de motores homologados. La planta que la compañía tiene en Navarra deberá cerrar durante ocho días.

Seat. La automovilística española, perteneciente al Grupo Volkswagen, también reconoció una falta de motores para su fábrica en Martorell, Barcelona. “Sabemos que nos va a afectar”, aseguraron fuentes de la empresa. No descartaron tener que paralizar la producción.