X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Kalahsnikov presenta su respuesta a los coches de Tesla

La firma rusa sorprende con un vehículo inspirado en el clásico Trabant

La firma rusa sorprende con un vehículo inspirado en el clásico Trabant

La verdad que no se nos ocurre una mezcla más extravagante que la de un vehículo eléctrico para competir con Tesla firmado por el fabricante de armas ruso Kalahsnikov. Pero esa es la realidad, ya que hemos conocido el primer coche eléctrico de la compañía, y no va a dejar a nadie indiferente. Se trata del CV-1, un coche que a los más veteranos les recordará a una especie de Seat 124 ranchera, pero que en realidad está basado en otro clásico de las carreteras de los países del Este de Europa, como era el Trabant, o en el LADA 2107, este último fabricado sobre la base del 124. Sin duda un coche eléctrico llamativo y con mucha personalidad.

¿Competir con Tesla?

Es evidente que competirá de alguna manera, porque tendrá un motor eléctrico, pero ahí se acaban las similitudes. Realmente se trata de un coche de aire clásico con tecnología eléctrica.

El llamativo aspecto del Kalashnikov CV-1

Este Kalahsnikov CV-1 ofrece una autonomía de 350 kilómetros con una sola carga, lo que está muy bien para un vehículo de este tipo. Y puede alcanzar los 100 kilómetros por hora en sólo seis segundos, muy por debajo de lo que tarda un vehículo medio de combustión tradicional. Las baterías de este Kalahsnikov tienen una capacidad de 90kWh. Sin duda un coche sorprendente y al que habrá que seguirle la pista, siendo difícil que lo veamos en nuestro país.