X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

El 98% de los fondos de inversión ‘ultraseguros’ pierde dinero en 2018

La deuda ‘blindada’ a corto plazo está más en negativo que nunca

La rebaja de las comisiones es insuficiente para revertir la situación

Los fondos de inversión más seguros del mercado son los monetarios. Por ley, tan solo pueden invertir en depósitos y en deuda a muy corto plazo. Los gestores los equiparan al efectivo y, sin embargo, la inmensa mayoría de esta categoría de instrumentos de inversión da pérdidas en lo que va de año debido a la prolongada política de tipos cero impulsada por el Banco Central Europeo (BCE).

En España se comercializan 123 fondos de inversión dentro de la rúbrica de “mercado monetario”, según los datos de la firma Morningstar. Las gestoras asignan a estos productos una clasificación de 1 o 2 en una escala donde se puntúa con 7 a los fondos más arriesgados. Sin embargo, de los comercializados en España –por gestoras españolas y extranjeras– solo tres ofrecen unas décimas de rentabilidad positiva en 2018. Así, el 97,56% de estos vehículos está haciendo perder dinero a sus partícipes. En otras categorías de fondos ultraconservadores las ratios son parecidas.

Entre los 207 fondos de renta fija diversificada a corto plazo que se venden en España, el 95,65% presenta pérdidas en lo que va de caídas. Los peores productos de esta familia, llegan a perder más de un 5%.

La explicación a estos pobres resultados es la política monetaria marcada por el BCE. Desde marzo de 2016, la institución fijó el tipo de interés de referencia en el 0% y la facilidad de depósito en el -0,4%. Es decir, que a los bancos que quieren aparcar parte de su liquidez en el Banco Central se les cobra ese porcentaje.

Estas medidas, impulsadas para abaratar los costes de financiación de empresas y familias, han provocado que la mayor parte de los bonos a corto plazo emitidos por estados y empresas se hayan devaluado y coticen a tipos negativos. De este modo, los fondos ultraconservadores apenas cuentan con activos en los que poder invertir para arañar unas décimas de rentabilidad.

De acuerdo con las estadísticas de Inverco (la asociación de las gestoras de fondos), en España hay todavía 6.359 millones de euros invertidos en fondos monetarios. Hasta julio, esta categoría ha registrado unas pérdidas medias del 0,36%. Su evolución anual media en los últimos tres ejercicios ha sido del -0,22%. Por lo tanto, alguien que hubiera invertido hace tres años 10.000 euros en un producto estándar, ahora tendría menos dinero: 9.934 euros.

“Los últimos meses han puesto de manifiesto que la búsqueda de un mínimo de rentabilidad para los inversores en renta fija supone asumir caídas temporales más elevadas que el retorno esperado de las mismas”, explican desde el equipo de banca privada de Arcano Asesores. “El inversor que no quiera tolerar este perfil de rentabilidad/riesgo asimétrico debería permanecer en activos monetarios con la consecuente pérdida en términos reales e incluso nominales hasta que la previsible subida de tipos en 2019 empiece a mejorar sus perspectivas”.

Los fondos monetarios llevan tres años dando rendimientos negativos a los inversores

Las gestoras de fondos han tratado aminorar las pérdidas de sus partícipes reduciendo al máximo las comisiones en este tipo de fondos de inversión. E incluso suprimiéndolas, pero no ha sido suficiente.

La política de tipos cero del BCE no solo ha afectado a la deuda pública. Muchos de los bonos a corto plazo emitidos por grandes empresas para financiarse también cotizan en terreno negativo. Se ha llegado al extremo de que los bancos han llegado a cobrar una penalización a las instituciones que hacen depósitos. La liquidez les quema en sus balances.

Otro de los activos en los que pueden invertir los fondos monetarios son los depósitos bancarios. Pero su rentabilidad es prácticamente nula. De acuerdo con los últimos datos recogidos por el Banco de España, el tipo de interés que estaba pagando las imposiciones a un plazo de entre uno y dos años es del 0,08% anual. Y hasta 12 meses, el interés es de un 0,05%. Un retorno pírrico no basta para compensar las comisiones que cobran las gestoras a los partícipes del fondo de inversión.

Compensar a los inversores con minusvalías

Escudo. Existe la posibilidad de que los inversores en fondos monetarios sean compensados si registran pérdidas. Así lo hace el bróker holandés Degiro. Sus clientes no tienen el dinero en una cuenta corriente, sino que automáticamente todo va a parar a un fondo monetario por la normativa de Países Bajos. La entidad ofrece carteras de este tipo gestionadas por Morgan Stanley, la gama Liquidity Funds, con más de 20.000 millones de euros de patrimonio. Al tiempo, Degiro se compromete a compensar a sus clientes de las eventuales minusvalías cada cuatro meses. El Morgan Stanley Liquidity Funds en euros ha perdido un 0,5% entre enero y junio, porcentaje que ha sido devuelto a los clientes.