X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Las plataformas (menos Airbnb) se alían contra las leyes que vetan los pisos turísticos

Home Away, Rentalia, Spain-Holiday y Niumba crean la PAT

Representan a 250.000 viviendas censadas en España

De izquierda a derecha, Almudena Ucha (Rentalia), Joseba Augusto (Niumba), Jannich Friis (Spain-Holiday.com) y José Antonio Bonache (HomeAway).

La cercanía de las elecciones municipales y autonómicas, previstas para mayo de 2019, ha sacado a los alcaldes y presidentes regionales del letargo en el que permanecían mientras el negocio de los pisos turísticos crecía. Y lo ha hecho impulsándoles a aprobar normativas restrictivas que persiguen limitar, cuando no prácticamente sacar, a estas viviendas del centro de las ciudades para tratar de corregir los dos grandes efectos indeseados que, en su opinión, han provocado: los conflictos con los vecinos y la subida de los precios de los alquileres. Un buen ejemplo es la normativa que ha aprobado el ayuntamiento de Madrid, dirigido por Manuela Carmena, que establecerá la obligatoriedad de que los pisos turísticos en el centro que quieran contar con licencia tengan acceso independiente a la calle, lo que según los cálculos del propio consistorio, ilegalizaría el 95% de la oferta. Otras ciudades como Bilbao o Valencia los han limitado a bajos o primeras plantas.

Conscientes del riesgo que corre su negocio y de la mala imagen que se está creando sobre el sector en el que trabajan, cuatro plataformas (Rentalia, Home Away, Spain Holiday.com y Niumba) que representan a 250.000 viviendas turísticas en España han constituido la Asociación Española de Plataformas Digitales de Alquiler Temporal (PAT), que nace con tres principios básicos: la promoción del turismo responsable; el fomento del diálogo, la cooperación y las buenas prácticas; y la elaboración de propuestas en relación con la regulación normativa de las viviendas de uso turístico o alquiler temporal. En esta asociación no se encuentra por ahora Airbnb, quién ha recibido la invitación para integrarse, pero que por ahora no ha respondido a ese ofrecimiento. Fuentes de la plataforma con sede en San Francisco apuntan que no se ha tomado ninguna decisión al respecto, aunque no descartan que en un futuro se pueda integrar en la citada plataforma.

“Nos preocupa que se hagan prohibiciones masivas o encubiertas como en Madrid”

“Nos preocupa que se hagan prohibiciones masivas o encubiertas como en Madrid. Estas decisiones se toman apoyándose en que el alquiler vacacional contribuye a la subida de precios, pero no hay estudios relevantes que lo demuestren”, señala Almudena Ucha, directora de Rentalia y presidenta de la PAT. “Queremos demostrar que el alquiler vacacional es un sector maduro, que no es algo reciente, que se viene haciendo desde hace muchos años, que tiene un impacto positivo en la sociedad y que somos transparentes. Queremos poner en valor estos aspectos que quizá por la falta de unión entre nosotros han creado una mala imagen al sector”, recalca.

Las plataformas se preparan para presentar batalla en los tribunales a las autonomías y municipios que están endureciendo sus normas y para ello cuentan con la ayuda de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, que ya ha recurrido la norma de Madrid y también la de San Sebastián, que los limita a determinadas zonas de la ciudad, y la de Bilbao, que solo permite a primeras plantas y bajos. Este organismo se ha convertido en el azote de las autonomías y ayuntamientos que han tratado de poner coto al fenómeno de los pisos turísticos. Con la presentación de recursos ha logrado que la Comunidad de Madrid o Canarias cambiaran sus legislaciones.