X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

10 piscinas infinitas para alargar el verano

1 A 57 pisos de altura y con las vistas más impresionantes de Singapur, esta es la piscina infinita más grande del mundo situada en una azotea. Un lugar para nadar entre las nubes o relajarse bajo una palmera con la sensación de estar con el mundo a los pies.
2 El mar Egeo es el escenario de excepción para un lugar que invita a refrescarse, relajarse y saborear el momento desde Bodrum (Turquía). Un exclusivo resort que incluye una gran variedad de restaurantes, spa, y por si la piscina infinita no fuera suficiente, dos playas privadas.
3 Este exclusivo hotel, situado en la isla de Santorini (Grecia) encaramado sobre la conocida Caldera, cuenta con una verdadera joya. Una piscina de borde infinito que ofrece unas sobrecogedoras vistas al mar Mediterráneo sin interrupciones para unos atardeceres inolvidables.
4 Un resort que se erige en perfecta armonía con la naturaleza. Las habitaciones del Jade Mountain, en la isla caribeña de Santa Lucía, son grandes espacios en los que el dormitorio, la sala de estar y la piscina se funden en uno solo ambiente en el que la cuarta pared desaparece.
5 Un remanso de paz espectacular a orillas del río Chao Phraya. La piscina ideal tanto para darse un refrescante chapuzón como para relajarse en sus hamacas con un cóctel en la mano. Un lugar para olvidarse de las prisas en la dirección más selecta de la capital de Tailandia.
6 Playas de arena fina, exuberante vegetación y aguas cristalinas. La isla de Canouan, en el archipiélago de las Granadinas, acoge el paradisíaco Pink Sand Club, su piscina infinita tiene vistas a la playa Godah, y en el bar ofrecen cocina peruana de inspiración nikkei.
7 Una villa única, situada en la isla de Creta (Grecia), en la que no será nada fácil alejarse de la piscina gracias a sus cautivadoras vistas al mar y sus alrededores. La combinación perfecta entre intimidad, escenarios inolvidables y cercanía a los servicios de la zona para una experiencia inimitable.
8 Una finca de 8.000 metros cuadrados en el corazón del Valle del Duero con vistas impresionantes al río Duero. La villa sigue una arquitectura moderna, se alquila de manera independiente y cuenta con cuatro habitaciones. Un lugar para desconectar entre viñas y huertas.
9 El Gran Hotel Central alberga la piscina más espectacular de la ciudad condal. La azotea en la que se encuentra cuenta con unas impresionantes vistas de toda Barcelona. Una lámina de agua se confunde con los tejados del barrio del Born y está climatizada durante el invierno.
10 La piscina de este encantador hotel situado en la provincia de Lérida no resulta atractiva solo por su apariencia infinita y estar rodeada de naturaleza, y es que también está climatizada para poder aprovecharla al máximo. De noche se convierte en un lugar en el que ver las estrellas como nunca antes.