X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Los ayuntamientos piden un nuevo techo de gasto con urgencia

La FEMP pide que los entes locales gestionen su superávit sin supervisión

Exige 700 millones por el nuevo modelo de IVA

El presidente de la FEMP, Abel Caballero.

El Gobierno trasladó este jueves a los ayuntamientos sus nuevos objetivos presupuestarios para 2019 y estos aprovecharon para reclamar al Ejecutivo que impulse su nuevo techo de gasto con urgencia, de libertad a los entes públicos para gestionar su superávit y compense a los municipios por los 700 millones de euros que han dejado de ingresar por el nuevo sistema de IVA.

Así lo transmitió este jueves el presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), y alcalde socialista de Vigo, Abel Caballero, a las ministras de Hacienda, María Jesús Montero, y Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet. Los tres se reunieron en el marco de la Comisión Nacional de Administración Local (CNAL), a la que el Ejecutivo presentó un objetivo fiscal del 0% y un endeudamiento del 2,3% para 2019. Los ayuntamientos del PP criticaron el alza de déficit y deuda que dibuja Hacienda para el conjunto de las administraciones públicas.

Caballero avanzó previamente que para los ayuntamientos “es un tema importante” que el nuevo techo de gasto “esté en vigor ya en 2018”, para que la liquidación de este ejercicio se haga bajo los nuevos criterios, recoge Europa Press. Además, el máximo representante de la FEMP abogó por “reformar la ley de sostenibilidad” para que los entes locales puedan reinvertir su superávit “sin necesidad de autorización” de otras administraciones.

“No queremos supervisiones de nuestros recursos, porque llevamos seis años consecutivos con superávit”, defendió. Finalmente, Caballero recordó que el nuevo sistema de información automática del IVA, el SII, ha retrasado un mes la liquidación del impuesto restando un mes de ingresos a los ayuntamientos, por lo que reclama 700 millones de euros de compensación.

Las peticiones de los ayuntamientos prometen ser objeto de análisis por parte del Ejecutivo en medio de su negociación con Podemos, de quien depende para sacar adelante su nueva senda fiscal y los Presupuestos de 2019. Ambas partes abogan por relajar la regla de gasto. La cuestión es clave para la formación morada, cuyas confluencias gobiernan grandes ciudades como Madrid o Barcelona, máxime teniendo en cuenta que el próximo año hay elecciones locales.