X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Siete países europeos reparten dividendos de récord pero ninguno es España

Las cotizadas del Viejo Continente abonaron 154.500 millones de euros entre sus accionistas

España, quinto país de Europa más generoso con sus inversores

Vista de un panel de la Bolsa de Madrid. EFE

En el mapa mundia durante el segundo trimestre, las cotizadas europeas son imbatibles en la remuneración al accionista. Y es que las empresas del Viejo Continente abonaron 176.500 millones de dólares (154.500 millones de euros), lo que implica un aumento interanual del 18,7% dado que el incremento de los beneficios empresariales se ha reflejado en los dividendos.

Según los datos recogidos en el Janus Henderson Global Dividend Index, siete países europeos marcan nuevos máximos en el reparto de dividendos en el segundo trimestre del año pero ninguno de ellos es España a pesar de que los pagos realizados por las cotizadas españolas entre abril y junio de este año crecieron un 25,3%, hasta los 7.900 millones de dólares (6.910 millones de euros). Francia, Alemania, Suiza, Holanda, Bélgica, Dinamarca e Irlanda son los países que anotaron nuevos máximos en dicho período.

Con la cifra de cerca de siete millones de eurosesta cifra España ocupa el quinto lugar en la retribución al accionista. El primer puesto es para Francia que repartió cerca de 51.000 millones de dólares (44.600 millones de euros) y eso a pesar de que Engie y EDF recortaron sus pagos. Alemania, que es otro de los que marca récord, entregó 43.100 millones de dólares (37.700 millones de euros) y eso que uno de sus pesos pesados, Deutsche Bank, ha metido un tijeretazo a la retribución al accionista. Sin embargo, VW casi duplicó su reparto tras recuperarse del escándalo de las emisiones mientras que la eléctica E.on aumentó su pago un 60% y Daimler, BMW y SAP también se anotaron alzas de dos dígitos en base subyacente. Suecia, con 10.000 millones de dólares (8.760 millones de euros), y Holanda, con 9.400 millones (8.200 millones de euros) ocupan el tercero y cuarto puesto de los más generosos de Europa.

En los dividendos españoles destacó el repartido por Aena. El gestor aeroportuario elevó su reparto un 66% en base interanual, aunque prácticamente todas las empresas españoles del índice  se anotaron alzas de dos dígitos en sus dividendos en base subyacente. Telefónica y Ferrovial destacaron por mantener su remuneración al accionista.

DEUTSCHE BANK AG 10,47 1,00%
ENGIE SA 12,44 0,24%
DAIMLER AG 58,57 2,38%
AENA SA 147,60 1,30%
TELEFÓNICA 6,95 1,25%
FERROVIAL 18,67 0,38%

En EE UU, los repartos aumentaron un 4,5% hasta una cifra récord de 117100 millones de dólares (102.000 millones de euros), lo que refleja un alza del 7,8% en base subyacente, la expansión más acelerada de los últimos años. El aumento de la remuneración al accionista se vio impulsada por los sectores tecnológico y financiero, los dos que más dividendos reparten. Solo una empresa de cada 50 en EE UU recortó su dividendo por acción, añade el informe elaborado por Janus Henderson.

En cuánto a sectores, el financiero fue el más generoso ya que supuso el 25% de los repartod en el segundo trimestre. Los dividendos de los bancos aumentaron un 9,6% en tasa subyacente, y mostraron niveles similares de crecimiento en todas las regiones del mundo. La minería, pese a tener poco peso en la combinación mundial, arrojó un crecimiento subyacente de los repartos del 20,7% gracias a la recuperación del sector.  Tecnología, energía y consumo cíclico se anotaron alzas de dos dígitos en la remuneración al accionista, mientras que los de consumo básico y suministros públicos quedaron rezagados.

La cifra de repartos a nivel mundial alcanzó los 497.400 millones de dólares (435.300 millones de euros), lo que supone un 12,9% más que un año antes batiendose récords en 12 países. Los cálculos de Janus Henderson para todo el ejercicio apuntan a un reparto en todo el ejercicio de 1.358 billones de dólares (1.189 billones de euros), lo que supondría un 8,6% más que en 2017.