X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Total abandona la inversión de 4.000 millones de euros en el proyecto iraní SP11

El 90% de la financiación de la petrolera está relacionada con bancos estadounidenses

El gasto total hasta la fecha es inferior a los 40 millones de euros

Logotipo del gigante petrolero francés Total REUTERS

El ministro de Petróleo iraní, Bijan Namdar Zanganeh anunció que la petrolera francesa Total abandona oficialmente su proyecto del campo gasista South Pars 11 (SP11), tras el anuncio de Estados Unidos de retirarse del acuerdo nuclear con Irán acordado en 2015 y retomado las sanciones a las empresas que colaboren con el país persa.

Desde Total anunciaron que no continuarían con el proyecto y que abandonarán sus operaciones antes del 4 de noviembre de 2018, antes de la segunda ronda de sanciones que Estados Unidos impondrá contra el sector de hidrocarburos.

Las sanciones a las que podría exponerse la petrolera suponen la pérdida de acceso a financiación en dólares, ya que más del 90% de la financiación de sus operaciones están relacionadas con los bancos estadounidenses, así como tampoco puede permitirse la pérdida de sus accionistas americanos, los cuales representan alrededor de un 30% del capital social.

Asimismo, la petrolera gala ha subrayado la importancia de poder seguir adelante con sus operaciones en EEUU, destacando que los activos estadounidenses de Total representan más de 10.000 millones de dólares (8.484 millones de euros) de capital empleado.

Total ha indicado que el gasto actual hasta la fecha del proyecto SP11 es inferior a 40 millones de euros, destacando que su retirada no tendrá impacto en el objetivo de crecimiento del 5% en tasa anual compuesta entre 2016 y 2022.

La petrolera francesa controla en un 50,1% el proyecto South Pars 11, que incluye una inversión de 4.800 millones de dólares (4.000 millones de euros). El acuerdo se firmó en julio de 2017 con Petropars, filial de la Compañía Nacional Iraní de Petróleo (NIOC), la cual controla el 19,9% del proyecto, y la corporación china, que atesora el 30% restante.

Biyan Zangané, afirmó que Total no será multada por su retirada, pero que no recuperará la inversión ya realizada hasta la implementación total del proyecto. Asimismo anunció que la Corporación Nacional del Petróleo de China (CNPC) reemplazará a la francesa Total en el proyecto de SP11, tras el abandono del proyecto por las sanciones estadounidenses.