La pensión media del autónomo crece un 23% en diez años y la del asalariado un 15%

El pensionista autónomo cobra un 38% menos por sus cotizaciones más bajas

La prestación media del trabajador por cuenta propia es de 650 euros al mes

Pensiones autónomos pulsa en la foto

La pensión media de un trabajador autónomo, incluyendo todos los tipos de prestaciones contributivas (jubilación, viudedad, incapacidad permanente y orfandad), es actualmente de 650 euros al mes, según los últimos datos oficiales de julio citados este viernes por la asociación de autónomos ATA. Esta cuantía es un 23% superior a la prestación media que cobraban los autónomos en 2009, hace diez años. Esto significa que la pensión de los autónomos ha crecido de forma significativa más que la prestación media de los asalariados.

En concreto, el incremento ha sido superior en ocho puntos porcentuales en estos diez años, ya que los pensionistas del Régimen General de la Seguridad Social –al que pertenecen ocho de cada diez cotizantes al sistema– han visto como su pensión media crecía un 15%, pasando de 900 a 1.034 euros mensuales. Esto se produce fundamentalmente porque cada vez hay más autónomos que incrementan algo su base de cotización al final de su vida laboral, dentro de los límites que les pone la ley para impedir la compra de pensiones.

Con todo, la menor cotización de los autónomos a lo largo de todos sus años de actividad, hace que la prestación media de estos trabajadores sea un 38% inferior a la de un asalariado.

Sin embargo, en estos últimos diez años el número de pensionistas que proceden del Régimen General de asalariados ha crecido un 38%, cinco veces más de lo que ha aumentado el de los beneficiarios del Régimen de Autónomos (RETA).

Esto se debe, en parte, a que la vida laboral de un autónomo suele ser algo más larga. De hecho, la mitad de las jubilaciones que se producen más allá de la edad de jubilación corresponde a autónomos. Y ocho de cada diez trabajadores que compatibilizan el 50% de la pensión y el salario también lo son. En este punto, la Seguridad Social exige desde hace semanas que para compatibilizar el 100% de la pensión y seguir en activo, el autónomo debe tener al menos a un trabajador contratado. “Este tipo de cambios normativos crean inseguridad jurídica y son discriminatorios porque hay quien se beneficia del criterio anterior”, se quejó este viernes el presidente de ATA, Lorenzo Amor.

Normas