X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Bacira, cuatro años con lleno absoluto

El restaurante asiático-mediterráneo, en el barrio de Chamberí, se mantiene fiel a su filosofía de cocina fusión

1 Abrieron en verano hace cuatro años y desde entonces Bacira se mantiene en primera línea en el madrileño barrio de Chamberí. Es el restaurante en el que Asia y el Mediterráneo se dan la mano con una propuesta sin pretensiones que ha calado entre una parroquia que le es fiel desde el primer día. (FOTO: Croquetas de txangurro con curry)
2 En los fogones se encuentran desde el primer momento tres cocineros: Carlos Langreo, que previamente trabajó en 99 Sushi Bar, Nikkei 225 o La Nueva Fontana; Vicente de la Red, con experiencia en El Celler de Can Roca, Aponiente o Kabuki, entre otros, y el chileno Gabriel Zapata, que trabajó de sushiman en varios restaurantes, como Wasabi y Sushi House (Palma de Mallorca). Que nadie los busque bajo los focos mediáticos porque ellos se concentran en la cocina y en hacer todo lo posible para que el cliente salga satisfecho y, si logra conseguir mesa, repita. (Gamba roja con jugo de cochinillo)
3 La carta de Bacira no deja indiferente al comensal. Cada bocado es una explosión de sabor y de creatividad con productos de temporada. Se puede comenzar con algunos platos para compartir, con ostra aderezada con ponzu cítrico y ensalada de algas con tobiko (2,75 euros), con una ensalada de ají amarillo con tobiko y carpaccio de gambas (12 euros), unas sardinas ahumadas con ajoblanco de coco, higos, uvas y Pedro Ximénez (15 euros), o un ceviche de corvina (15 euros). En el capítulo de tiraditos, el de lubina se presenta a la bilbaína (14 euros) y el de dorada, con vieiras y salsa huancaína (15 euros). Tampoco faltan los niguiris (8 euros, dos piezas): de vieira flambeada o de anchoa de Santoña con aguacate y pico de gallo. (Niguiri de atún con romescu)
4 Todo esto antes de entrar en materia seria con una panceta glaseada con salsa de mandarina y shichimi (14 euros), ravioli de morcilla con salsa de pimientos del piquillo (12 euros), unas albóndigas de rabo de toro (15 euros) o unos callos con ají panca y curry (10 euros). (Temaki de arroz, atún y mojo rojo)
5 De postre, un refrescante mango con yogur, almendra y lima (6 euros). Buena selección de vinos, con una breve pero cuidada atención a los generosos. (Tiradito de dorada con vieira)
6 Además, cuenta con un servicio de comida para llevar con platos de la carta, que satisface las veces en las que no se consigue mesa. (Tartar de toro con aguacate y mújol) Bacira: Del Castillo, 16. Madrid. Teléfono 918 664 030. www.bacira.es.