X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Turquía no cede y dobla los aranceles a varios productos de Estados Unidos

Ankara responde así a la subida de tarifas decretada el viernes por Washington

Un tribunal rechaza la excarcelación del pastor anglicano solicitada por Donald Trump

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

El Gobierno turco ha decidido duplicar las tarifas que aplica sobre algunas importaciones que provienen de Estados Unidos, como los coches, el alcohol y el tabaco, en respuesta a las medidas adoptadas por Washington. El presidente turco Tayyip Erdogan demuestra así que no está dispuesto a arredrarse ante las amenazas de Donald Trump, aun cuando la moneda del país se ha desplomado un 40% en 2018 y hay serias dudas sobre la capacidad de Turquía para devolver la deuda que acumula.

La decisión de Ankara de incrementar los aranceles es una respuesta directa al anuncio realizado el pasado viernes por Trump, de que Estados Unidos incrementaría los aranceles a la importación de acero y aluminio de Turquía.

Un decreto firmado por Erdogan ha incrementado un 120% los impuestos aduaneros a los coches norteamericanos, un 140% a las bebidas alcohólicas y un 60% a las cajetillas de tabaco. Las subidas también se aplicarán a bienes como los cosméticos, el arroz y el carbón.

“Las obligaciones arancelarias se han incrementado a algunos productos bajo el principio de reciprocidad, en respuesta a los ataques deliberados de la administración de EE UU contra nuestra economía”, ha escrito el vicepresidente Fuat Oktay en un mensaje de Twitter.

La escalada de tensión entre Estados Unidos y Turquía se remonta a varios meses atrás, pero alcanzó su punto álgido la semana pasada, cuando Donald Trump exigió la liberación inmediata de un pastor evangelista norteamericano que lleva casi dos años detenido en Turquía. Andrew Burson está acusado de cargos de espionaje e intento de derrocar al Gobierno de Ankara.

El pastor abandonó la prisión hace una semana, por su delicado estado de salud, pero sigue bajo arrastro domiciliario. Hoy, un tribunal ha rechazado su petición de tener libertad condicional y poder viajar, argumentando que lo tiene que decidir una corte superior.