X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Ibex: La Bolsa toca mínimo anual y baja a niveles de febrero de 2017

El selectivo ha caído un 1,26%, hasta los 9.386,8 puntos

Nuevo máximo del dólar frente al euro: 1,131 dólares; la lira se recupera un 8% frente al dólar y al euro

Cuando parecía alcanzada una relativa y extremadamente frágil calma en Turquía, el mercado ha acabado cediendo a la acumulación de problemas. El Ibex consiguió el miércoles abrir al alza ante el repunte de la lira, pero poco duró la alegría. Tras la apertura a la baja de Wall Street, las ventas se afianzaron en Europa. El Ibex, después de tocar un mínimo intradía en los 9.339,5 puntos, cerró con una caída del 1,26%, en los 9.386,8 puntos, muy cerca del mínimo de 9.381 puntos al que finalizó el 26 de marzo. El Ibex se sitúa en niveles de febrero de 2017.

La subida de la lira, que se recuperó en torno a un 8% frente al dólar (hasta 6,04 unidades por billete verde) y al euro (6,85 por moneda única), no implica que se haya reconducido la situación en Turquía. Erdogan anunció que duplica los aranceles a los automóviles, bebidas acohólicas y tabaco estadounidenses. El emir de Qatar, Emir Tamim bin Hamad Al Thani, se reunió el miércoles en Ankara con el presidente de Turquía y se comprometió a invertir 15.000 millones de dólares en el país, que se canalizarán hacia sus mercados financieros y sus bancos. Turquía da así un golpe de mano y muestra la capacidad de tejer nuevas alianzas al margen de Estados Unidos, como anticipó el pasado fin de semana.

Los problemas de fondo del país otomano, sin embargo, permanecen. Sus reservas en divisa extranjera suman unos 133.000 millones de dólares, mínimos desde inicios de 2017 y lejos del récord de más de 150.000 millones de dólares que alcanzaron en julio de 2014. Los expertos consideran que la única salida de Turquía es entrar en un programa que endurezca la política monetaria –sus tipos de interés están anclados en el 17,75% desde el pasado junio pese a la galopante fuga de capitales y la inflación del 16%– y que ajuste sus políticas fiscales.

Principales cotizaciones

IBEX 35 9.590,40 0,07%
EUROSTOXX 50 3.430,81 0,81%
DOW JONES 26.743,50 0,32%
USD x EUR 0,8508 0,212%
Petroleo Brent 78,670 -0,038%

Turquía presume de su relativamente bajo endeudamiento, del 28% en relación al PIB de 2017.

La mala noticia es que el 57% de su deuda está en moneda local, mientras que el 36,5% está en dólares. Así, la depreciación de la lira dispara el importe que el estado turco debe devolver. En el caso del pasivo denominado en billetes verdes, alrededor de un 70%.

Hay además un nuevo foco de infección en el mercado: China. Los datos macro (la inversión crece al menor ritmo desde 1996) han añadido otro factor negativo, y tanto Hong Kong como Shanghái cedieron casi el 2%. El pesimismo se nota en la caída de las materias primas; los metales bajaron en torno al 2% por este mismo motivo.

Además, el gigante de Internet chino Tencent publicó la primera caída de beneficios en 13 años, lo que acentúa el sentimiento negativo. Las tecnológicas chinas cotizadas en Wall Street sufrieron fuertes caídas y esto fue el principal factor a la hora de llevarse abajo los índices de Estados Unidos. Los buenos datos de comercio al por menor (+0,5% mensual, cuando se esperaba un 0,1%) y productividad en el país fueron insuficientes para contrarrestar el sentimiento negativo. Al cierre de los mercados europeos, el Dow Jones y el Standard & Poor’s 500 caían en torno a un 1%, mientras que el Nasdaq se dejaba un 1,5%.

En el Ibex, BBVA se libró de ser el peor del índice: cayó un 0,99%. El miércoles, cerraron peor sus rivales Bankinter (–2,53%), CaixaBank (–1,89%), Santander (–1,88%), Sabadell (-1,97%) y Bankia (–1,43%). Los peores valores fueron ArcelorMittal y Acerinox, con respectivas caídas del 4,6% y del 3,2%, respectivamente, debido a su perfil exportador y a su dependencia del crecimiento económico, en jaque debido a esta coyuntura. Lo mismo le ocurrió a Técnicas Reunidas, que cedió un 2,6%, mientras el precio del petróleo Brent hacía equilibrios sobre los 70 dólares por barril ante la amenaza de que la guerra comercial y las tensiones geopolíticas dañen el crecimiento económico y rebajen el consumo de petróleo.

El volumen negociado en la Bolsa española fue de unos 1.400 millones de euros en BME, una cifra que, aunque baja en comparación con la media del mes de cerca de 1.800 millones, es significativa debido a que el miércoles fue festivo por la Asunción de la Virgen.

Perspectivas

El departamento de análisis técnico de Noesis avisa de que el Ibex 35 se enfrenta a un movimiento lateral de consolidación limitado al alza por una zona de resistencia en el entorno de los 10.000 puntos y con un soporte intermedio en el entorno de 9.475, que ya ha perdido. Con todo, añade que “el soporte crítico del escenario se encuentra entre los 9.330 y los 9.400 puntos”. Los expertos alertan de que sería una señal muy bajista que se perdieran esas cotas. La buena noticia es que aún no lo ha hecho. En el resto de Europa las pérdidas también fueron intensas. El Dax alemán se dejó un 1,58%; el FTSE británico, un 1,49%; y el Cac francés, un 1,82. El Mib italiano no abrió, pues la Bolsa de Milán celebró la festividad.

En las divisas, el dólar sigue muy fuerte y marcó otro máximo frente al euro en 1,1319. No solamente es una divisa considerada refugio ante las turbulencias turcas; también los tipos de interés están más altos en EE UU (y van a seguir subiendo), por lo que el dinero fluye con facilidad. También hizo máximo ante el euro el franco suizo, mientras el yen, también considerado seguro, cotizaba plano ante el dólar.

En el mercado de deuda, el bono español a 10 años ofrecía una rentabilidad del 1,469%, frente al 1,441% del martes, con el dinero llegando en avalancha al venerado bund alemán, refugio en tiempos de tribulación. La deuda alemana a una década pagaba el 0,3%, cuando el día anterior ofrecía un 0,326%. La prima de riesgo española se amplía así hasta los 117 puntos básicos.