X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Lar España, la socimi que queda por comprar en el mercado continuo

Especializada en 'retail', es la única sociedad mediana tras las opas a Hispania y Axiare

Con el capital muy diluido, no cuenta con un accionista mayoritario

Corren tiempos de concentración en el joven segmento de las socimis. Tal como habían vaticinado los expertos inmobiliarios, se esperaban unos meses de movimientos corporativos que se han cumplido. En el sector no se descartan que las compras continúen, incluso mediante adquisiciones de inmobiliarias del Mercado Alternativo Bursátil (MAB). De momento, las miradas recaen en Lar España, la única que permanece en el mercado continuo y que dispone de un tamaño mediano.

Lar España fue la primera socimi (sociedad cotizada de inversión en el mercado inmobiliario) en debutar, en 2014, en el continuo, impulsada y gestionada externamente por la veterana promotora Grupo Lar, de la familia Pereda. Le siguieron otras como Merlin y Colonial —que se convirtió en este tipo de empresa en 2017—, ambas actualmente de mayor tamaño y cotizadas en el Ibex 35, además los posteriores estrenos de Axiare, Hispania y otras 59 presentes en el MAB.

Este tipo de sociedades nacieron a partir de 2013 con un régimen fiscal propio, por el que están exentas de pagar por el impuesto de sociedades a cambio de obligaciones como repartir el 80% del beneficio como dividendo (que sí tributa) y estar cotizadas.

Lar España dispone de propiedades por valor de 1.580 millones de euros, de los que el 82% corresponden a activos comerciales, además de su cartera logística que acaba de vender a Blackstone por 120 millones, y oficinas y viviendas que también pretende traspasar. Actualmente desarrolla dos grandes centros comerciales en Sevilla y Valencia. Su capitalización bursátil ronda los 845 millones.

Las otras dos que cotizaban en el continuo han sido absorbidas. Colonial integró recientemente Axiare tras lanzar una opa a finales del pasado año. Hispania, por su parte, que se había especializado en propiedades hoteleras, ha sido adquirida por el fondo Blackstone, que la excluirá de Bolsa próximamente para fusionarla con HI Partners y crear una gran plataforma hotelera en España.

Merlin y Colonial, ambas con un valor de los activos superior a los 11.000 millones de euros y por tamaño entre las 10 mayores de Europa, quedan más protegidas del apetito de los rivales precisamente por su dimensión, aunque sin descartar que también puedan ser opables.

Sin embargo, según los expertos, Lar España queda en una posición intermedia en dimensión que la puede hacer más atractiva a operaciones corporativas. Asimismo la compañía se ha especializado en centros comerciales, lo que puede ser de interés para grandes fondos especialistas en retail o rivales en ese segmento.

Además, no cuenta con accionistas de referencia que sean industriales u operadores, sino que tiene un capital muy disperso. El fondo Pimco cuenta con el 19% de las acciones, seguido de Grupo Lar (solo el 10%) y otros fondos como Franklin Templeton, BlackRock y Columbia Threadneedle.

El presidente de Lar España, José Luis del Valle, ya aseguró el pasado año tras una jornada con inversores y analistas, sobre si la empresa era opable, que defenderán “lo que sea mejor para el accionista”, pero a su vez los gestores siempre han insistido en que la socimi tiene recorrido de creación de valor como empresa independiente.