Qué valoran los españoles de una vivienda

La mayoría pide que la casa tenga terraza, garaje y que esté próxima al transporte público, además de situada en el centro de las ciudades

Una minoría demanda como extra la piscina

Qué valoran los españoles
de una vivienda
Getty Images

Con terraza y cerca del transporte público. Estas son las preferencias de los españoles a la hora de elegir vivienda. Así lo analiza el primer Observatorio del Mercado de la Vivienda, elaborado por la red de intermediación inmobiliaria Century 21 España, que pretende estudiar las tendencias en cuanto a las viviendas y los factores emocionales que conllevan el cambio de hogar. Sobre la importancia que tienen los extras a la hora elegir una vivienda, los españoles lo tienen claro: la terraza es un factor de peso a la hora de elegir dónde vivir para el 66,9% de los encuestados, seguido de la plaza de garaje (66%) y del trastero, con un 55,4%.

Asimismo, existen una serie de circunstancias que se consideran menos relevantes durante el proceso, como por ejemplo, que la vivienda disponga de un patio (35,8%) o de jardín (30,6%). En contra de lo que parece, la piscina ya no es tan relevante: al menos solo lo valora el 19,1%. Cabe recordar que se trata de un extra con un elevado mantenimiento y coste a lo largo del año para un uso tan limitado y temporal.

Por otro lado, los servicios que ofrece la zona en la que se sitúa la vivienda son, también, un factor a tener en cuenta cuando se emprende la búsqueda de un nuevo hogar. Por ello, un 87,5% opina que el hecho de que la casa esté bien comunicada, además de cercana al transporte público, es muy importante. Como también lo es que haya supermercados y tiendas por la zona en la que se vive (84%). Otras circunstancias que los españoles valoran cuando buscan casa es la facilidad para encontrar aparcamiento cerca de su domicilio, según un 75,7%; que haya parques o zonas verdes próximas a la vivienda (73,5%) y la disponibilidad de servicios sanitarios en la zona, para el 72,1%; como lo es también que la ubicación se encuentre cerca de familiares y amigos, cosa que un 53% considera muy importante.

Paralelamente, existen otros factores que no resultan tan indispensables para elegir dónde establecer una vida, de hecho, que estén cerca de colegios, centros comerciales o lugares de ocio e instalaciones deportivas resulta importante para el 47,2%, 44,4% y 38,1%, respectivamente. Para Ricardo Sousa, consejero delegado de Century21 para España y Portugal, “la búsqueda de una vivienda va más allá de encontrar unos metros cuadrados; se requiere de una infraestructura y se demanda una calidad de vida”.

Entre los motivos que llevan a una persona a cambiar de residencia, el 47% de los encuestados para el citado informe señala que las búsquedas en el mercado inmobiliario de una nueva vivienda, ya sea para comprar o alquilar, se producen en paralelo a los cambios que se producen en la familia. El 17,4% de los españoles lleva a cabo este proceso, impulsado por la necesidad de independizarse y vivir por su cuenta, mientras que un 14,7% se marcha del hogar en busca de una convivencia en pareja.

Ambas razones son predominantes en el grupo de edad de 18 a 29 años. Además de ello, el aumento de la familia (9,9%) especialmente en el grupo de 40 a 49 años, la separación o el divorcio (3,3%) en el grupo de más de 50 años y la disminución de los miembros en el hogar (1,7%), igualmente entre los mayores de 50 años, son también algunas otras razones que incentivan a los españoles a emprender la búsqueda de una nueva casa. En cuanto a las zonas de preferencia, el 74,6% busca en su misma ciudad de residencia actual, lo que es una tendencia generalizada sin importar la edad o situación laboral de los demandantes. Los jóvenes, los inactivos y los jubilados son los más proclives a cambiar de lugar de residencia.

El objetivo principal es no alejarse del centro de la ciudad, ya que el 45% de la demanda de vivienda se localiza en zonas próximas al centro, el 39,3% se decanta por el mismo centro y, solamente, un 15,8% prefiere el extrarradio. Sin embargo se observa un mayor interés por el extrarradio a medida que aumenta la edad, hasta llegar al 23,4% entre los mayores de 50 años, mientras que, el interés por las zonas céntricas de las ciudades se acentúa ligeramente entre los menores de 30 años (42,3%) y las personas de mayor nivel de ingresos (44%). Un 78,1% de los españoles elige un piso para establecer un hogar, en contraste con el 21,9%, que prefiere vivir en una vivienda unifamiliar. Esta última cifra está condicionada por el nivel de ingresos y el tamaño de la familia. De hecho, las familias con cuatro miembros o más y cuyos ingresos superan los 3.000 euros suelen seleccionar una vivienda unifamiliar para vivir. De ese 21,9%, el 11,1% prefiere una casa unifamiliar en chalet independiente y el 10,8% en una adosada.

Por otro lado, un 54% la busca, arrienda o compra de segunda mano y sin necesidad de reforma. Todo ello sin importar la edad ni su nivel de ingresos. Es la elección del un 21,4%. Al final de este ranking se encuentran los que prefieren una vivienda nueva y ya construida (15,8%) y el 8,8% restante, que prefieren una vivienda comprada sobre plano.

Normas