X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

España y Portugal estudian medidas conjuntas contra el alza del precio de la luz

Ambos países planean reformar el mercado para que sea más competitivo

La factura eléctrica es un 20% mayor que hace un año

A la izquierda, el secretario de Estado de Energía portugués, Jorge Seguro Sanches; a la derecha, su homólogo español, José Domínguez Abascal, en la reunión de este martes.

Los secretarios de Estado de Energía español, José Domínguez Abascal, y portugués, Jorge Seguro Sanches, se reunieron este martes en Lisboa para tratar la subida de precios que ha sufrido el Mibel, el Mercado Ibérico de Electricidad. La factura de la luz se ha encarecido un 20% en los últimos 12 meses. Sanches calificó la tesitura de “urgente”. “Esta situación no es beneficiosa para ninguno de los dos países y por tanto no es del agrado de sus Gobiernos”, aseguraron en un comunicado conjunto ambos Ejecutivos.

Los secretarios de Estado de Energía explicaron que harán un seguimiento coordinado con “especial atención sobre los precios de mercado que se produzcan en el futuro inmediato”. Los dos Gobiernos se han comprometido a que haya una mayor presencia de las energías renovables para intentar abaratar el precio de la factura de la luz. En este sentido, Domínguez aseguró que España y Portugal deberán ir de la mano para desarrollar esta industria.

Desde el Ejecutivo español manifestaron su preocupación por los precios actuales, “significativamente más altos” que los del año anterior, pese a que en 2017 la Península vivió una sequía muy importante. Domínguez dijo que pedirán información adicional a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia sobre la evolución del mercado eléctrico.

“Hemos acordado que vamos poner en marcha rápidamente un grupo de trabajo que va a comenzar a estudiar el mercado eléctrico y su posible reforma, de manera que se garantice la mayor competencia”, señaló Domínguez. Ambos Ejecutivos esperan mayores esfuerzos por parte de las entidades reguladoras para evaluar de manera especialmente activa el comportamiento del Mibel y evitar en lo posible precios elevados que afecten a la factura eléctrica.

Domínguez afirmó que los precios altos muchas veces se deben a “imperfecciones del mercado con unas reglas que no son actuales”, más que a una mala práctica de las compañías, e instó al trabajo conjunto con el país vecino para “perfeccionar las reglas del mercado”.

España y Portugal, en virtud de los tratados suscritos, conforman el Mercado Ibérico de la Electricidad, un mercado único para ambos países, en el que sus Gobiernos asumen la responsabilidad de garantizar que todos los agentes tengan igualdad de derechos y obligaciones; y que además se promocione la competencia y se fomente la fluidez del mercado.

El mercado eléctrico del Mibel es supervisado por las entidades reguladoras independientes de ambas naciones: La Entidade Reguladora Dos Serviçios Energéticos (ERSE) y la Comisión de Mercados de Valores Mobiliarios (CMVM) por parte de Portugal; y la Comisión Nacional de Mercados y de la Competencia (CNMC) y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), por parte de España.

La CNMC pone la lupa en las eléctricas

Preocupación. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ya había expresado en julio su preocupación por el alto precio de la electricidad, a pesar de tratarse de “una situación coyuntural”. La CNMC teme que “haya algo más” detrás de los aumentos continuos de la factura de la luz y avisó de que estaba haciendo un análisis de comportamiento. En ese momento, el secretario de Estado de Energía, José Domínguez Abascal, explicó que velar por el correcto funcionamiento del mercado es competencia del Ministerio de Transición Ecológica, pero que debe ser la CNMC la encargada de vigilar. Domínguez aseguró que hay buena sintonía con la CNMC,