X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Infraestructura »

Una filial de Atlantia trabajaba para reforzar la estructura del viaducto derrumbado en Génova

Un tramo de unos 100 metros del puente de Morandi se desplomó por causas que aún se investigan

"Si hay personas responsables, tendrán que pagar", asegura el ministro de Infraestructuras de Italia, Danilo Toninelli

Un puente de la autopista A10 se ha derrumbado este martes en la ciudad italiana de Génova arrojando unos treinta coches al vacío. Autostrade, la filial de Atlantia que opera la circunvalación de Génova, ha asegurado que estaba trabajando para reforzar la estructura del viaducto y que monitoreaba de manera constante el estado del puente. La cotización de la compañía ha caído un 5,4% en la Bolsa de Milán. Matteo Salvini, vicepresidente de Italia, ha lanzado un ataque a los límites de gasto de la UE y ha hecho un llamado a elevar la inversión en infraestructura.

Los bomberos han explicado que el derrumbe se produjo en torno a las 12.00 por causas que se desconocen. Los equipos de Búsqueda y Rescate Urbano aún trabajan en el lugar. Según datos oficiales, hay al menos 26 muertos y decenas de heridos. El ministro de Infraestructuras de Italia, Danilo Toninelli, ha dicho minutos después de conocida la noticia que lo sucedido se perfila como una “inmensa tragedia”.

El tramo de unos cien metros del viaducto de Morandi se desplomó en medio de una fuerte tormenta sobre una vía ferroviaria que cruza una zona densamente poblada de la ciudad. El puente, inaugurado en 1967, tiene 1.182 metros de longitud y una altura de 90 metros. Une la autopista A10, que llega desde la frontera de Francia, con la A7, que se dirige hacia Milán.

Según ha informado el Corriere della Sera, el colapso del viaducto ha podido deberse a un fallo estructural. Sin embargo, Stefano Marigliani, director para Génova de Autostrade, ha afirmado que el colapso fue "inesperado e impredecible" y que no había motivo para considerar peligroso el estado del puente.

"Si hay personas responsables, tendrán que pagar", ha asegurado por su parte Toninelli en declaraciones al canal de noticias Sky TG-24. El ministro ha dicho que Autostrade es responsable por los trabajos de mantenimiento en el puente y que el Ministerio se presentará como denunciante en la investigación judicial.

Repercusiones en el Gobierno italiano

Unas horas después del derrumbe, el Gobierno italiano aseguró que el país debe invertir más para mejorar su dilapidada infraestructura e ignorar las restricciones presupuestarias que le impone la UE si fuera necesario.

“Tenemos que preguntarnos si respetar estos limites al presupuesto es más importante que la seguridad de los ciudadanos italianos. Obviamente, no lo es para mí”, ha dicho Matteo Salvini, vicepresidente de Italia y líder del partido La Liga.

“Los habitantes de Génova utilizan este puente dos veces al día. No podemos vivir con una infraestructura construida en las décadas del 50 y del 60”, ha afirmado el ministro de Transporte de Italia, Edoardo Rixi.

"Los hechos trágicos de Génova nos recuerdan la inversión pública que tanto necesitamos", ha asegurado Claudio Borghi, vocero de La Liga.

Trabajos pendientes

La empresa Autostrade tiene pendiente comenzar un trabajo de ampliación sobre la autopista A10 a la altura de Génova, que cuenta desde el año pasado con la autorización del Gobierno italiano y de la Comisión Europea. El proyecto, que costará cerca de 4.200 millones de euros, incluye 61 kilómetros de nuevas autopistas y suma dos carriles al tramo que va desde Val Polcevera hasta el pueblo de Vesima.

Dada la complejidad del terreno, las nuevas carreteras se construirán casi en su totalidad bajo tierra, según lo informado por la empresa. La obra incluye la construcción de 23 túneles de uno 50 kilómetros de longitud, un 81% del recorrido.

Atlantia, dueña de Autostrade, adquirió este año, junto a ACS, la totalidad del capital de Abertis, principal operador de autopistas en España. La empresa, que presentó sus resultados del primer semestre a comienzos de agosto, ganó de enero a junio 531 millones de euros, un 2% más que en el mismo periodo del año anterior. La compañía opera más de 5.000 kilómetros de autopistas en Italia, Brasil, Chile, India y Pakistán, según datos de su página web. La capitalización bursátil de la empresa alcanza los 19.600 millones de euros.