La compra de Monsanto por Bayer pierde valor

La condena por un caso de cáncer terminal socava aún más la lógica de la fusión

Recipientes de Roundup, pesticida de Monsanto.
Recipientes de Roundup, pesticida de Monsanto. REUTERS

El valor de mercado de Bayer cayó ayer un 12,36%, después de que un tribunal de EE UU dijera que sus clientes no habían sido advertidos de los riesgos de cáncer de un producto de Monsanto, comprada por la farmacéutica alemana por 54.700 millones de euros en junio. El veredicto socava aún más la lógica de una adquisición ya de por sí cuestionable.

Los más de 11.000 millones de euros de capitalización bursátil perdida son, a primera vista, más que el coste probable de los litigios. El demandante Dewayne Johnson, que culpa al herbicida Roundup de su cáncer terminal, recibirá 253 millones tras el fallo de un tribunal de California, y hay quizá unas 5.000 reclamaciones similare pendientes. Una simple multiplicación sugeriría que el grupo está expuesto a más de 1 billón de euros en daños.

Sin embargo, parece una posibilidad remota. Unos 219 millones son punitivos, y no puramente compensatorios, por lo que el resto de multas pueden no ser tan altas. Bayer confía en que puede ganar el caso en apelación, y sostiene que la evidencia muestra que el glifosato, el compuesto clave de Roundup, no causa linfoma no Hodgkin. Los analistas de Berenberg estiman que el peor de los casos podría ser de unos 4.400 millones de euros en multas.

Aún así, este revés legal hace que la lógica de comprar Monsanto sea aún más débil de lo que ya era. Bayer adquirió el grupo de EE UU para combinar su negocio de protección de cultivos con la experiencia de Monsanto en semillas, para poder hacer ventas cruzadas de productos a los agricultores e impulsar la investigación. Sin embargo, Bayer pagó 6.000 millones de euros más que el valor actual de las sinergias declaradas.

El riesgo ahora es que los agricultores estén menos dispuestos a comprar productos de Monsanto y Bayer. Tampoco ayudará a reforzar el apoyo público a los cultivos modificados, ni a los plaguicidas en general.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías.

Es cierto que el riesgo de litigio estaba en el dosier de Monsanto, pero eso importa poco, porque los accionistas de Bayer ni siquiera pudieron votar sobre el acuerdo.

Ahora, los inversores valoran Bayer en menos de 13 veces los beneficios futuros, lo que supone un descuento de casi el 20% respecto a sus homólogos del sector farmacéutico.

Normas