X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

¿Por qué la Bolsa portuguesa se desmarca del resto de Europa y sube un 5% en el año?

En 2017 lideró los ascensos del Viejo Continente tras sumar 15% Los fondos españoles más rentables reservan parte de su cartera a firmas lusas para lograr un extra de rentabilidad

La renta variable europea está llamada a ser la gran promesa de las firmas de análisis. Después de un 2017 en el que las principales Bolsas del Viejo Continente registraron ascensos cercanos y en algunos casos superiores al 10%, en lo que va de 2018 son pocas las que consiguen escapar a las pérdidas. La incertidumbre política y las dudas que genera la guerra comercial llevan a los inversores a mostrarse cautos.

Al igual que en el desierto es posible encontrar oasis, en los índices europeos existen excepciones que en muchas ocasiones pasan desapercibidas a ojos de los inversores. El mejor exponente de esta tendencia es la Bolsa portuguesa. El PSI 20 consigue desprenderse de la tendencia bajista que impera en la renta variable europea y se convierte en el índice más alcista con una revalorización del 4,5% en los últimos siete meses y medio. Con esta subida lograr superar la evolución del Cac francés, que suma un 1,92% en lo que va de año, frente a las caída del 4,4% del Ibex 35, el descenso del 3,82% que registra el Dax alemán o el recorte del 3,5% del Mib italiano.
El selectivo luso prolonga la tendencia alcista de 2017, año en el cerró con una subida del 15,5%, situándose a la cabeza de las principales Bolsas europeas. En ese mismo periodo la ganancias del Ibex 35 se limitaron al 7,4%.

Si el año pasado la mejora macro y el respaldo de las agencias de calificación crediticia fueron el pilar de la subida del PSI 20, en este 2018 las razones que justifican el buen comportamiento se deben más a la composición del índice que a las cifras divulgadas.

El índice portugués está compuesto, principalmente, por papeleras, energéticas y empresas de telecomunicaciones. Entre ellas consiguen colarse ingenierías como Mota-Engil, el Banco Comercial Português, la empresa de alimentación Jerónimo Martins y la hotelera Ibersol. A diferencia de las principales Bolsas europeas, en el PSI 20 el sector bancario, muy sensible a la incertidumbre geopolítica y fuertemente penalizado por los bajos tipos de interés, tiene una representación mínima. Como tampoco la tienen las automovilísticas o empresas de recursos básicos, lastradas por la política proteccionista de Trump.

“Los valores que básicamente suben en lo que va de año pertenecen a dos sectores principalmente: celulosa y papel, y energía”, afirma Paula Sampedro, analista de Link. Así las papeleras Altri, Navigator o Semapa avanzan en el año un 73,5%, un 18,7% y un 12,7%, respectivamente mientras las energética EDP y EDP Renováveis así como la petrolera Galp registran suman entre el 16% y el 26%. “Las cotizadas homólogas de la Bolsa española, como Ence, que suma un 53,4% en lo que va de año, o Repsol (18,7%) también suben con fuerza. Por tanto, el comportamiento diferente se debe más a la distinta ponderación que tienen los sectores económicos en cada uno de los índices que a la economía de cada país”, afirma la experta. Sampedro constata que el sector de la celulosa ha subido mucho en el último año y medio, pero en el Ibex no está representado, mientras que en el PSI 20 tiene varios exponentes.

Los fondos más rentables

Los inversores españoles son conscientes del potencial que tienen las cotizadas lusas en un contexto en el que las utilities y las empresas dedicadas a la producción de papel están resistiendo a los vaivenes de la renta variable este ejercicio . Siguiendo el ranking de fondos de Morningstar los fondos más rentables en lo que va de año cuentan con estas firmas en su cartera. Aunque la mayor parte del patrimonio que gestionan lo concentran en Bolsa española reservan un apartado a las portuguesas para alcanzar un extra de rentabilidad.

Los fondos Mediolanum España R.V. (5,75% en el año), Trea Cajamar Renta Variable España (8,34%), Mediolanum Small & Mid Caps España (10%) o Trea Iberia Equity (9%) incluyen en cartera a Altri, según datos de Finect. Galp está entre los valores de los vehículos de inversión Metavalor (6,79%) e Iberian Value (6,22%). Por Semapa se decantan Magallanes Iberian Equity (8%), Sabadell España Dividendo Base (5,28%), Trea Cajamar Renta Variable España (8,2%) y Mediolanum España R.V. E (5,75%). Gesconsult Renta Variable (8,34%) prefiere a Sonae y Redes Energéticas Nacionais.

Archivado en:

Outbrain