Cecabank impulsa su negocio de pagos como marca blanca

En 2017 gestionó más de 780 millones de operaciones con tarjetas

Considera un reto la entrada en vigor de la nueva norma PSD2

Fachada de la sede de Cecabank en Madrid
Fachada de la sede de Cecabank en Madrid

Cecabank se ha convertido en uno de los protagonistas principales como plataforma de pagos en España tanto con tarjeta como en compras por internet. Pese a ello, es el gran desconocido en esta materia. Su peso en banca mayorista, sobre todo en su función de depositaría y de servicios de custodia y liquidación de valores, parece que ha eclipsado su actividad de pagos, pese a que las antiguas cajas de ahorros, varios bancos de la AEB o gigantes de la distribución, la moda y otras grandes empresas son clientes de Cecabank en soluciones de pago.

Este banco, creado por las antiguas cajas, opera en el caso de pagos como marca blanca para otras compañías.

De momento, durante el pasado año gestionó más de 780 millones de operaciones con tarjetas, con volúmenes diarios de liquidación de 100 millones de euros y unas operaciones de banca electrónica que casi alcanzaron el billón.

Además, Cecabank es uno de los procesadores que operan en España junto a Redsys e Iberpay, y bajo su paraguas operan más de 100 millones de tarjetas.

El director de servicios interactivos de la entidad, Juan José Gutiérrez, explica que en Cecabank “nos centramos en dos líneas de negocio, el soporte a todo lo que está alrededor del pago tradicional vinculado con la operativa de tarjetas, incluida su aplicación en los pagos por móvil, así como todo tipo de servicio interactivo de pago online, en la gestión de sus pasarelas de pago, la ejecución de comercio electrónico o soluciones de movilidad aplicada al pago”.

El directivo destaca como reto para la entidad, como para el resto del sector su adaptación a la nueva normativa de pagos, conocida como PSD2, “que tiene muchas implicaciones para la industria y que paulatinamente irá notando el consumidor”.

“La experiencia del usuario va a cambiar, especialmente en lo que afecta a la autenticación”, mantiene Gutiérrez, quien reconoce que esta normativa afectará a Cecabank como al resto de la banca y operadores de pago. Tal como establece la normativa, a partir de 2019, se aumentarán los requisitos para los procesos de compra online, lo que obligara al comprador a ejecutar una serie de pasos para garantizar su personalidad.

“Todo ello va a dificultar las compras de one-click (sistema que permite registrar los datos del cliente una sola vez para, en adelante, comprar ahorrándose parte del proceso tradicional de compra online) que solo se podrán ofrecer en contadas excepciones”, recuerda este directivo. Gutiérrez considera que estos nuevos requerimientos crearán confusión al usuario y, en el caso de España, no era necesario. “El sector bancario español ha estado a la cabeza internacional en la innovación en medios de pago y los índices de fraude han sido tradicionalmente inferiores a la media europea, según los datos que publican Visa y Mastercard”.

Los motivos que han situado al sector español en esta posición han sido “la intensa competencia entre los diferentes operadores y una mayor fortaleza tecnológica”, insiste el directivo de Cecabank.

Los medios de pago están sufriendo una completa transformación y Cecabank quiere ganar pese en este nuevo proceso de transformación, razón por la que se está convirtiendo en la marca blanca de un gran espectro de empresas, incluidas algunas muy conocidas que cuentan con filiales de crédito al consumo compartidas con otros bancos.  

Mientras, los bancos tras finalizar la fusión de los tres sistemas de medios de pago, Servired, 4B y Euro 6000, ahora han comenzado a explorar la unificación de los tres procesadores de pago: Redsys, Iberpay, y la plataforma de pagos de Cecabank. Pese a ello, este proceso será largo, ya que varios expertos aseguran que la fusión de estas plataformas “es muy complicada técnicamente”.

 

 

Normas