X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

La familia Grífols se hará con el control del Joventut de Badalona tras rescatarlo de la quiebra

A través de la sociedad holandesa Scranton La familia podría comprar acciones por valor de 3,8 millones

La familia Grífols acude al rescate del histórico equipo de baloncesto Joventut de Badalona. A través de la firma Scranton, una sociedad accionista del laboratorio Grifols (cotizado en el Ibex 35) y que agrupa a varios miembros de la familia, la compañía acudirá a la prevista ampliación de capital que pueda salvar de la quiebra al club catalán, según adelantó este lunes la web especializada en deportes Palco 23.

El Joventut propondrá a sus accionistas el próximo 13 de septiembre en una asamblea extraordinaria una ampliación de capital por la cantidad máxima de 3,7 millones de euros mediante la emisión de 61.425 nuevas acciones a 60 euros cada una, según informó este lunes el club en un comunicado, informó Efe.

La medida se toma con el objetivo de dotar al club de reservas dinerarias para mejorar su actual situación económica y estaría relacionada con la posibilidad de que la familia Grífols pueda cubrir el total de la ampliación si fuera necesario.

La familia Grífols —fundadores de la multinacional farmacéutica— se habría comprometido a comprar las acciones que no suscriban los actuales accionistas. Su participación final en el club podría llegar hasta el 75% del capital de la sociedad anónima deportiva de la Liga Endesa.

Se espera que la inyección de capital sea algo menor a los cuatro millones de euros, suficiente para afrontar las deudas del club fundado en 1930, ganador de cuatro ligas, ocho Copas del Rey y una Euroliga.

El Joventut de Badalona no ha querido pronunciarse sobre esta información y se ha remitido a una nota informativa que hará pública este martes donde se explicarán todos los detalles de la ampliación de capital.

El presidente del consejo de administración del Joventut SAD, el exjugador Juanan Morales, ya informó en marzo, durante la junta de accionistas que decidió no disolver el club, que había mantenido “conversaciones” con tres inversores para que se hicieran “con la propiedad del club”.

Las dos líneas rojas que había exigido el club a estos inversores era que mantuvieran el modelo actual basado en la cantera y que el club no se mueva de Badalona.

La compañía de hemoderivados está presidida por Víctor Grífols Roura, tercera generación del laboratorio. Más del 30% del capital de Grifols pertenece a la familia fundadora y a otros directivos a través de las sociedades Deria, Scranton (firma radicada en Holanda, con el 8,7% de las acciones) y Thortol. A través de Scranton los Grífols también entraron el pasado año en el grupo bodeguero Juvé y Camps para reforzar su capital.

La junta de accionistas del Joventut propondrá también el nombramiento, si se da el caso, de consejeros y la consecuente modificación del número de miembros del consejo de administración.

Archivado en:

Outbrain