Calviño relanza la norma que permitirá a los fondos mejorar su rentabilidad

Las gestoras ganarán dinero al alquilar los activos en cartera

Las carteras obtendrán hasta un 0,2% adicional cuando puedan alquilar sus acciones

Nadia Calviño
Nadia Calviño, ministra española de Economía y Empresa. EFE

La rentabilidad media de los fondos de Bolsa española asciende al 4% en el año en curso, según Morningstar. Pero esta podría ser hasta del 4,2% si estuviera vigente una capacidad que la asociación de fondos de inversión, Inverco, reclama desde hace más de una década: prestar los títulos –acciones o bonos– que tienen en cartera.

El deseo será finalmente una realidad. La ministra Nadia Calviño aprobará la norma que permitirá propulsar la rentabilidad de los fondos de inversión españoles.

El anterior ministro, Román Escolano, publicó una consulta de la orden ministerial para que los fondos y las sociedades de inversión de capital variable (sicavs) puedan ganar dinero a través de esta fórmula. El texto puede consultarse en la edición online de CincoDías.

El actual Ministerio de Economía aprobará la norma, según fuentes cononocedoras de sus intenciones. Debe publicarse primero en audiencia pública, ya con todo el articulado, y tras recibir los comentarios de los interesados se enviará al Consejo de Estado. Una vez de vuelta, podrá aprobarse. Cierto es que la ministra tiene trabajo por delante, pues tiene que desbloquear siete directivas comunitarias que se han pasado de fecha. La norma del préstamo de valores es potestativa y no tendrá prioridad.

Así funciona el préstamo de valores en España

Respaldo. En España, las posiciones cortas (apuestas por la caída de un valor, ya sea de Bolsa o de renta fija) necesitan el respaldo de activos reales. Por ejemplo, un inversor que quiera apostar contra Telefónica tendrá que pedir prestadas las acciones para venderlas después. La fórmula es la siguiente: alquila las acciones y las vende a 8 euros. Si bajan a 7 euros, se embolsará un euro por título. Para cerrar la operación tendrá que recomprar las acciones y devolvérselas a su legítimo dueño.

Precios. Los propietarios de los títulos prestados se embolsan el precio de ese alquiler, que varía en función del valor. El último país en regularlo fue Bélgica en 2007. En España ahora son los accionistas significativos y los bancos custodios quienes dan las armas a los inversores bajistas para que puedan apostar contra las cotizadas.

Fuentes jurídicas consideran que en el escenario más optimista la orden definitiva puede llegar al Boletín Oficial del Estado (BOE) antes de final de año, pero a poco que se dilaten los tiempos se irá a 2019.

Las gestoras están ávidas de contar con una herramienta que contribuirá a que sus productos sean más competitivos. Economía elaboró una orden en 2008, incluso pasó el veredicto del Consejo de Estado, pero esta cayó en el olvido ante el estallido de la crisis. Pedro Solbes, entonces al frente del ministerio, no quiso dar munición a los bajistas, los principales alquiladores de los títulos. El proyecto quedó enterrado hasta el pasado abril por los efectos secundarios sobre el mercado.

El sector estima que podrán ceder títulos por 182.000 millones de euros

“Si bien es cierto que el préstamo de valores puede propiciar las ventas en corto, estas no conducen necesariamente a una bajada en los precios, sino, por el contrario, como pone de manifiesto la Reserva Federal, mejora la estabilidad del mercado, en la medida en que las propias ventas en corto mejoran dicha estabilidad”, asegura en un documento la asociación del sector.

Es indiscutible, en todo caso, que los hedge funds bajistas necesitan tomar prestados los títulos para venderlos después en el mercado. El hedge fund ganará dinero al recomprar las acciones por debajo del precio al que las ha adquirido (véase ejemplo en el apoyo).

Lo cierto es que una parte significativa de los países europeos permite a los fondos de inversión obtener una rentabilidad extra con este mecanismo. Son Alemania, Austria, Bélgica, Francia, Holanda, Reino Unido, Irlanda, Luxemburgo e Italia. La propuesta de Inverco aboga por permitir que los fondos puedan prestar toda su cartera, en línea con las directrices de ESMA, el coordinador de las comisiones de valores europeas.

“La ausencia de dicha regulación sitúa a las instituciones de inversión colectiva españolas [léase, fondos de inversión y sicavs] en una situación de desventaja competitiva respecto a las instituciones de inversión de las jurisdicciones de la Unión Europea en las que ya existe una regulación sobre la materia”, según Inverco.

Es susceptible de prestarse más del 60% del patrimonio actual de los fondos de inversión. En términos absolutos, unos 182.000 millones de euros en total: 163.000 de fondos de inversión y 19.000 de sicavs.

Esta organización señala que los ingresos que genera el préstamo de valores se sitúan de media en el entorno de los 10 puntos básicos (0,1 puntos porcentuales), si bien fuentes del sector apuntan que la remuneración podría llegar a los 0,2 puntos porcentuales. Es decir, los inversores que alquilan esos títulos entregan esa rentabilidad como contraprestación. El rendimiento en el caso de los activos de renta fija soberana española baja a los 1,4 puntos básicos (0,014 puntos porcentuales).

Los datos de la consultora Datalend recogidos por Inverco revelan además que entre los valores de renta variable que más rentabilidad generan hay seis españoles: Santander, Acerinox, Meliá, Naturgy, Acciona y Endesa.

Normas