X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Agosto arranca con la volatilidad cerca de mínimos, ¿será un mes tranquilo?

El riesgo comercial, aunque está apaciguado, continúa latente La caída del sector tecnológico en EE UU es un factor a vigilar este mes

Comienza hoy el mes de menor negociación bursátil del año y también uno de los más volátiles, en el que precisamente esa menor negociación magnifica el efecto de los acontecimientos que habitualmente mueven el mercado. Agosto se inicia después de que haya quedado cerrada la campaña de resultados, que ha sido guía indiscutible para la toma de decisiones de los inversores en las últimas semanas, y con importantes indicadores económicos ya publicados.

El mercado ya encajó el viernes el poderoso dato de crecimiento económico de EE UU del segundo trimestre, que mostró un alza del 4,1%, y ayer pudo reaccionar a la moderación del PIB de la zona euro, que ha crecido en el segundo trimestre el 2,1% interanual, frente al 2,5% del primer trimestre.
La fortaleza económica estadounidense y la moderación del crecimiento en la zona euro ya pueden quedar por tanto descontadas. Y el riesgo de guerra comercial, el factor que más ha desestabilizado al mercado en los últimos meses, también se ha enfriado después del encuentro que mantuvieron la semana pasada Dondal Trump y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

El terreno queda por tanto aparentemente despejado para el mercado en el inicio de agosto, con un índice de volatilidad que además juega a favor. El Vix, que muestra la volatilidad del S&P 500, está en el 13%, en niveles cercanos al mínimo anual. Entonces, ¿es todo esto garantía de que agosto bien puede ser un mes tranquilo?

La experiencia de otros veranos demuestra que no y los expertos advierten del riesgo del exceso de confianza. Sin considerar los periodos de mercado bajistas –el ciclo actual aún es alcista–, los meses de agosto han sido el segundo peor mes del año después de enero, con un promedio de ligeras caídas desde el año 2000, según apuntan desde MacroYield.

En la firma de análisis también señalan que la volatilidad “está cotizando en niveles extraordinariamente bajos, lo que puede indicar que los mercados cotizan un nivel de complacencia muy elevado. Esto, unido a los bajos niveles de negociación que tradicionalmente se registran en agosto proporcionará vulnerabilidad a la renta variable, lo que aconseja cautela en el periodo estival”.

De hecho, los principales elementos de riesgo que planean sobre el mercado –guerra comercial y desaceleración económica–, aunque atenuados en los últimos días, siguen latentes y contribuyen a que la negociación bursátil esté siendo menor, también en julio, elevando por tanto el riesgo de movimientos bruscos en agosto.

“En EE UU no hay que descartar el riesgo de sobrecalentamiento de la economía y también habrá que vigilar la corrección de los valores tecnológicos en Wall Street. Durante el mes de agosto hay menos volumen de negocio y todo se intensifica”, advierte Paula Sampedro, analista de Link Securities.

Archivado en:

Outbrain