X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Así se gestó el amago de opa de Hyatt sobre NH y este es el escenario actual

Hesperia fue el gran interesado en llevar una oferta alternativa Minor desea controlar entre el 51% y el 55% del grupo español

El futuro de NH, salvo que se produzca una sorpresa mayúscula, es que acabe bajo el control de su rival tailandesa Minor. Esta ganó la puja que efectuó el grupo chino HNA por su 25,2% y previamente había adquirido en torno a un 10% en manos del fondo Oceanwood, que le dio entrada en el capital.

Fuentes de Hesperia señalan que el plan inicial era utilizar la autocartera de NH para adquirir hasta un 10% de la participación de los chinos e incorporar después a un inversor financiero que comprara hasta un 15%, para propulsar la estrategia de la compañía. Se habló con Lone Star e incluso Criteria, entre otros. Pero el caso es que Minor controla el 44% del capital.

Hyatt envió el jueves pasado una carta al consejo de administración de NH Hotel Group en la que mostró su interés en una posible adquisición de la cadena de hoteles española. No menciona precio, pero sí refiere que la oferta de Minor “subestima el valor intrínseco de NH”. El mismo día 26, Hyatt publicó un extracto de la carta en su página web. Al día siguiente antes de la apertura de la Bolsa comunicó más o menos lo mismo a la CNMV.

Las novedades fueron su intención de separar los activos inmobiliarios de NH de su plataforma de gestión hotelera y también anticipó que realizaría una auditoría (due diligence) “para obtener más información de cara a una valoración y al enfoque óptimo de una potencial oferta”. Tampoco mencionó tasación alguna.

Hesperia, uno de los accionistas de referencia de NH con un 8,4%, apoyaba la propuesta de la cadena estadounidense. Fuentes conocedoras de la situación aseguran que fue este accionista el que animó a Hyatt a anunciar públicamente su interés. El grupo estadounidense, desde luego, no estaba abducido por nadie: contaba con el asesoramiento experto de Credit Suisse, Latham & Watkins y EY.

Desde Hesperia señalan que siempre han trabajado por incorporar a un inversor industrial o financiero al proyecto de NH pero sin toma de control. Y añaden que para ello han dedicado mucho tiempo y esfuerzos.

Hesperia, accionista de NH con un 8,4%, apoyaba la propuesta de la cadena estadounidense


Fuentes próximas a Minor aseguran que Hesperia, previamente, había intentado llegar a un acuerdo con Minor y firmar una alianza para la futura gestión de NH. Cuando el grupo tailandés se negó, Hesperia fue en busca de un caballero blanco. Este punto es negado de forma categórica por Hesperia: “Es rotundamente falso que Hesperia haya negociado con Minor cualquier tipo de acuerdo sobre la compañía”, señala una fuente próxima al grupo. “Al contrario, Hesperia siempre ha tenido dudas sobre la entrada de Minor al no reconocer el valor intrínseco de NH y no contar con un plan industrial claro”. Esta fuente añade que las dudas iniciales no solo se han confirmado sino que han ido en aumento una vez que Minor entró de manera concertada con Oceanwood.

“Los grandes perjudicados son los accionistas minoritarios ya que la oferta de Minor, además de carecer de un proyecto de futuro, no recoge el valor real de la compañía”, sentencia.

El comunicado de Hyatt, recogido el mismo jueves por la tarde por la agencia Bloomberg, tuvo un efecto instantáneo en la cotización de NH. Casi la única opción de victoria del grupo norteamericano era que pusiera encima del tapete una oferta muy superior a la planteada por Minor, de 6,3 euros por acción, y que el grupo tailandés vendiera su participación al nuevo oferente. Hubiera sido una operación financiera de lo más exitosa, con unas plusvalías, para una oferta de 7,3 euros por acción, de más de 170 millones de euros en cinco meses. Una jugada redonda.

“Es rotundamente falso que Hesperia haya negociado con Minor cualquier tipo de acuerdo sobre la compañía", dicen fuentes cercanas


Pero no se produjo ni siquiera esa posibilidad. Hyatt se corrigió a sí misma al siguiente día hábil. El lunes antes de la apertura del mercado envió otro documento a la CNMV, en el que aseguraba que “el camino de Hyatt para una oferta de compra exitosa bajo los términos expresados se ha reducido a un punto en el que sería poco práctico”. Nada había cambiado en realidad desde el viernes. Salvo una cuestión capital: la montaña rusa de la acción en Bolsa. NH cerró el viernes con una subida del 8,9%, a 6,75 euros por acción, muy por encima de los 6,3 euros que ofrece Minor, oferta en proceso de aprobación por la CNMV y que logrará el plácet el 9 de agosto en la junta de accionistas de Minor. El lunes cayó un 6,4%, a 6,32 euros, con un volumen muy inferior, de 2,8 millones de acciones, y ayer se dejó un 0,55% adicional, hasta situarse en 6,29 euros por título, con un total de 2,3 millones de acciones negociadas.

El gigante hotelero de Tailandia, eso sí, ya había dado pruebas de su intención de controlar NH, con el nombramiento de tres consejeros en pleno proceso de opa. Un hecho que merece la reprobación de Hesperia.

Minor se compromete a que NH cumpla con el código de buen gobierno de la CNMV, asegura que establecerá los protocolos y procedimientos claros para regular las relaciones comerciales y establecerá además un “consejo de administración que funcione bien y que sirva para representar los intereses de todos los accionistas”.

Archivado en:

Y además:

Outbrain