Supervisión

Margarita Delgado será la primera subgobernadora de la historia del Banco de España

Un perfil independiente e internacional, la elección que aprobará el Gobierno este viernes

Su nombramiento se producirá en el Consejo de Ministros del viernes

Margarita Delgado
Margarita Delgado

Habrá nuevo subgobernador del Banco de España. En este caso, subgobernadora, Margarita Delgado, que se convierte así en la primera mujer en la historia en ocupar uno de los dos principales cargos de la institución supervisora, creada hace más de dos siglos.

El actual subgobernador, Javier Alonso (de 67 años de edad), ha presentado ya al Banco de España y al Gobierno su carta de dimisión, pese a que podía continuar cuatro años más en el cargo. De esta forma, será el viernes en el último Consejo de Ministros antes de las vacaciones parlamentarias cuando el Ejecutivo acepte oficialmente la renuncia de Alonso y nombre a Margarita Delgado número dos de la institución. Este martes por la tarde, el Banco de España hizo pública la renuncia de Alonso a su cargo y la propuesta de Delgado como subgobernadora, que había adelantado horas antes Cinco Días en su edición digital.

Margarita Delgado, cuyo nombre para ocupar el puesto de gobernadora o subgobernadora lleva tiempo sonando (incluso desde que Fernando Restoy decidió dejar el cargo de número dos del Banco de España en julio de 2016), ocupaba en la actualidad el cargo de directora general adjunta del Mecanismo Único de Supervisión (MUS).

En su elección, que se producirá a propuesta del actual gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha influido el hecho de que se conoce a la perfección la institución, donde trabajó desde 1988 hasta 2014, año en el que accedió al Banco Central Europeo (BCE). Entonces era directora del departamento de inspección de la institución supervisora española.

La futura subgobernadora, según explican fuentes conocedoras del proceso, compartirá así todo su mandato de seis años con Hernández de Cos, que accedió al cargo de gobernador el pasado 11 de junio, tras ser nombrado de forma exprés por el anterior gobierno de Mariano Rajoy justo el último como presidente.

De esta forma, la nueva subgobernadora volverá a su antigua casa en la que entrará por la puerta grande el próximo 11 de septiembre.

Su candidatura ya contaba con la aprobación del PSOE cuando estaba en la oposición y con la de todo el sector financiero. Tanto es así que su nombre también aparecía como candidata española para ocupar el puesto de vicepresidenta del BCE, pero el entonces ministro de Economía, Luis de Guindos, aspiraba a ese sillón desde hacía tiempo, por lo que España presentó oficialmente solo la candidatura del extitular del principal ministerio.

Todas las fuentes consultadas aseguran que Delgado se conoce a la perfección el funcionamiento tanto del BCE como del Banco de España, es una mujer muy respetada en el sector financiero, sin afiliaciones políticas que se le conozcan, es técnico de gestión bancaria y, además, mujer, con lo que cumple todos los requisitos que había fijado Pedro Sánchez cuando estaba en la oposición para proponer al sustituto de Alonso.

La tradición dice que es el Gobierno el que elige al gobernador, aunque le nombra el Rey, mientras que la candidatura del subgobernador la presenta el partido de la oposición, y le propone formalmente el propio gobernador. El PSOE ya propuso a Delgado antes de estar en el Gobierno, pero en ese momento la aún directora del MUS se encontraba en un proceso de selección en el propio BCE para ocupar la dirección general del Mecanismo de Supervisión. Por esta razón, los socialistas propusieron también a David Vegara, pero una vez descartada Delgado para el nuevo cargo en el MUS (el pasado 27 de junio el BCE nombró al francés Patrick Amis para la supervisión europea), el PSOE, ya en el Gobierno volvió a insistir con ella.

El actual Gobierno contaba con la ventaja de que también era la candidata del propio Banco de España y del sector. Eso sí, la asociación de inspectores hubiera preferido otro perfil ya nunca se ha llevado bien con esta directiva en su anterior etapa en la institucion supervisora nacional.

Fuentes financieras y políticas mantienen que la nueva subgobernadora “cumple con todos los requisitos”, y reconocen que su nombre se barajó en más de una ocasión para el BCE y para el Banco de España. El problema, según otras fuentes, es que esta mujer deja un cargo también muy importante para la banca española en el BCE. Aunque admiten que el perfil tanto de Hernández de Cos, como el de Delgado y el de la actual ministra de Economía, Nadia Calviño, hacen un triunvirato perfecto para impulsar España en los organismos más influyentes de Europa. A lo que se suma también Guindos.

Tanto Calviño, Hérnandez de Cos como Delgado cuentan con perfiles técnicos de reconocido prestigio y muy internacionales. Además, “transmiten una imagen de independencia, por lo menos De Cos y Delgado”, señala una fuente financiera.

Ambos, además, ya han trabajado, aunque sea indirectamente con la actual ministra de Economía

Margaria Delgado es licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad Complutense de Madrid; es desde 1988 técnica de gestión bancaria por el Banco de España. En 1991 se formó como inspectora de entidades de crédito; en 2000 estudió negociación internacional y resolución de conflictos; y en 2009 estudió en el IESE Business School gestión de programas.

La salida de Alonso y el nombramiento de Delgado se produce justo en un momento de tensión entre la banca y el Gobierno como consecuencia de la iniciativa del Ejecutivo de imponer un nuevo impuesto al sector financiero. Aunque todas las fuentes coinciden en señalar que no ha tenido nada que ver la dimisión del aún subgobernador del Banco de España con su posición respecto a la nueva carga fiscal.

Alonso ha sido una de las voces más críticas con este tributo al declarar que afectaría a la solvencia de las entidades, y por lo tanto a la concesión del crédito y a la rentabilidad del sector.

CECA ha sido la primera en felicitar a Margarita Delgado por su nombramiento como nueva subgobernadora del Banco de España y dijo que “brinda su apoyo y colaboración en su nueva etapa en esta institución. Asímismo, agradece la labor a su predecesor, Javier Alonso”.

El reto del Fondo de Garantía Europeo

Ángeles Gonzalo

no de los principales retos que tendrá la nueva subgobernadora del Banco de España será la de que la banca liquide de una vez por todas los lastres que aún quedan pendientes de la crisis financiera. La cartera de créditos tóxicos en los balances de las entidades financieras, aunque se han reducido considerablemente en el último año, siguen consumiendo provisiones en algunos casos. El primer discurso del gobernador, Pablo Hernández de Cos, pronunciado hace unas semanas iba dirigido precisamente a esta necesidad de cerrar el capítulo de los créditos adjudicados. Delgado, en su función de número dos del Banco de España también asumirá el cargo de presidenta del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD). Este organismo debe solucionar en breve cómo evitar que los esquemas de protección de activos (EPA) de los créditos adjudicados de Banco Sabadell, heredados de CAM, y de BBVA, también incorporados a su balance tras la compra de Unnim, no computen como déficit público tras su venta a varios fondos. La troika quiere que el FGD se integre sin cargas en el europeo, razón por la que pedido a estas entidades que liquiden ya sus créditos improductivos. Limar las tensiones entre el sector y el Gobierno abiertas tras la intención del Ejecutivo de imponer un impuesto al sector es otro de sus más inmediatos retos y objetivos, lo mismo que cerrar las heridas de la cúpula del Banco de España con los inspectores.

Normas