X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Cepsa se guarda 190 millones en créditos fiscales que convertirá en beneficios

El importe es superior al resultado del primer trimestre Los bancos tendrán listas las tasaciones a partir de septiembre

Cepsa tiene argumentos de sobra para convencer a los inversores de que es una joya. Tanto a los eventuales compradores privados como a los fondos que pueden entrar en una salida a Bolsa. La compañía, que tiene la actividad de refino como clave en sus cuentas de resultados –aportó más del 40% del beneficio en el primer trimestre del año–, se guarda un carta para propulsar sus resultados.

La petrolera dirigida por Pedro Miró explica que dispone de casi 190 millones de euros en pérdidas pendientes de compensar, que probablemente se puedan transformar en beneficios. “Las bases imponibles negativas pendientes de compensar, por importe de 189,6 millones de euros, se recogen en el balance [...], al considerarse que, conforme a la mejor estimación de resultados futuros del grupo, es probable que dichos activos sean recuperados”, señala en las cuentas anuales del año pasado depositadas en el Registro Mercantil. “En 2016, las bases imponibles negativas ascendían a 358,5 millones de euros”, agrega.

La empresa, en todo caso, es cauta, puesto que no activará otros 44,2 millones de euros en créditos fiscales, ya que, según sus proyecciones de recuperabilidad de resultados, no lo considera posible.
La empresa obtuvo el año pasado un beneficio neto ajustado de 884 millones, un 60% más que en 2016, gracias a la mejora de los márgenes de refino y al alza del precio del petróleo, que pasó de los 35 a los 55 dólares por barril Brent. El crudo se sitúa en torno a 74 dólares, cerca de su récord desde inicios de 2014.

Sin embargo, Cepsa redujo su beneficio neto ajustado en el primer trimestre un 18%, hasta los 165 millones de euros, debido a que “el precio del crudo no se ha trasladado con la misma intensidad a los productos terminados”. A comienzos de agosto, publicará las cuentas del primer semestre, las que aparecerán en el folleto si el propietario de Cepsa, el fondo de Abu Dabi, Mubadala, no decide vender al margen del mercado y finalmente la saca a Bolsa en otoño.

Los bancos colocadores tendrán listos sus informes previsiblemente en septiembre, después de haberse reunido el lunes y el martes con los directivos de la petrolera. Citi, Bank of America Merrill Lynch, Santander y Morgan Stanley son los coordinadores. Barclays, BNP Paribas, First Abu Dhabi Bank, Société Générale y UBS están en un segundo escalón. Y después, BBVA y CaixaBank.

Archivado en:

Y además:

Outbrain