Distribución

El Corte Inglés cerró su último ejercicio fiscal con el mayor beneficio en seis años

La cadena facturó 15.935 millones, un 2,8% más

Logró un ebitda de 1.054 millones, con un incremento del 7,4%

El negocio on line es ya entre un 6 y un 7% del total de ingresos del retail

Corte Ingles pulsa en la foto

Corren tiempos de cambio en El Corte Inglés. En su presidencia, en su accionariado, en su consejo de administración, e incluso en la publicación de sus resultados anuales. Con el objetivo de parecerse cada vez más a las compañías cotizadas, que durante estos días publican sus resultados trimestrales, y también para evitar posibles filtraciones dada la sucesión de acontecimientos de los últimos meses, la compañía distribuidora comunicó hoy sus principales magnitudes del ejercicio 2017, finalizado el 28 de febrero de 2018. Esto significa anticiparse un mes a lo que era costumbre, cuando se hacía coincidir con la junta de accionistas.

También se aprecian cambios en sus principales magnitudes de negocio. El Corte Inglés cerró su último ejercicio fiscal consiguiendo un beneficio neto de 202 millones de euros, cifra que supone un crecimiento del 24,9% respecto al ejercicio precedente. Es el mayor beneficio consolidado que consigue el grupo desde el año 2011, cuando ganó 210 millones, y mejora en un 71% el registrado en 2014, el peor del grupo en términos de rentabilidad en décadas. La cifra de negocios alcanzó los 15.935 millones, un 2,9% más, la mejor cifra desde 2010, y el ebitda llegó a los 1.053,69 millones, un 7,4% más, y el más elevado desde 2009.

Una mejora en las principales variables que hacen que el grupo sea “optimista” respecto a los próximos años. Fuentes de la compañía califican el ejercicio como “muy bueno”, y aunque prefieren no precipitarse con previsiones a futuro, esperan que este “sea el ejercicio que siente las bases para volver a nuestros mejores años”. Aún les queda trabajo para ello, sobre todo si se toma como referencia el año 2007, cuando el beneficio neto superó los 700 millones y los ingresos rozaron los 18.000.

El Corte Inglés cerró su último ejercicio fiscal con el mayor beneficio en seis años

Las cifras del último ejercicio son especialmente significativas por diversas cuestiones. Fue el primer año de gestión ejecutiva del actual presidente, Jesús Nuño de la Rosa, y el consejero delegado, Víctor del Pozo. Ambos fueron nombrados consejeros delegados del grupo en octubre del año pasado, aunque ya eran responsables de la gestión de las filiales y del área de retail, respectivamente. El expresidente Dimas Gimeno tuvo funciones ejecutivas hasta ese mes de octubre. Desde el grupo se subraya que los buenos resultados tienen su origen en el trabajo que han venido realizando de De la Rosa y Del Pozo.

La mejora de los márgenes y la contención del gasto se explican como las grandes claves que han propiciado el aumento de la rentabilidad del grupo, cuyo principal negocio sigue siendo, con diferencia, el de los grandes almacenes. Tras la integración de Hipercor, esta vía aportó el año pasado el 71% de los ingresos, 11.400 millones. “Es un formato que todavía tiene potencial en España, pese a lo que se ve en EE UU o algunos países de Europa”, señalan desde la compañía. El ebitda de este negocio llegó a 815,2 millones, un 6% más que en el ejercicio precedente.

La segunda mayor fuente de ingresos continuó siendo Viajes El Corte Inglés, que mejoró un 5,7% su actividad hasta alcanzar los 2.553 millones, y un ebitda de 54,13. Informática El Corte Inglés ingresó 667 millones, un 9,3% menos por el traslado de Telecor al concepto otras líneas de negocio, y los supermercados Supercor 641,75, una mejora del 4,6%. La filial de seguros redujo un 40% sus ventas por un ingreso extraordinario recibido en 2016. El negocio que vio crecer más sus ingresos fue la cadena textil Sfera, con una mejora del 9,4% en sus ingresos, de 270,96 millones, y del 27% en su ebitda, de 40,7 millones. Bricor vio menguar sus ingresos un 22%, y cerró con un ebitda negativo de 9 millones.

La sociedad también reordenó de forma significativa su deuda financiera, tras el acuerdo alcanzado en enero con Santander, Goldman Sachs y Bank of América y una veintena de entidades financieras, por un importe agregado máximo de hasta 3.650 millones de euros. Según la empresa, “el acuerdo asegura una financiación estable, con un menor coste, mayores plazos y eliminando las garantías hipotecarias”, y permitirá reducir los costes financieros al cierre del actual ejercicio. Fuentes del grupo tampoco descartan la venta de activos para reducir su deuda, junto a la generación de caja. “Tenemos 17.000 millones en activos inmobiliarios, podemos gestionar el portafolio siempre que se traten de activos no estratégicos”. La deuda financiera se rebajó un 22,8%, hasta situarse en 3.834 millones. El objetivo es que esta se sitúe en dos veces el ebitda.

El online gana peso

Otro punto de mejora fue el canal de venta online. Su tráfico creció un 20,8%, el número de pedidos, un 32%, y la facturación, un 26%. Esta representa entre un 6% y un 7% de los ingresos del negocio de los grandes almacenes. Cifras que permiten al grupo ser la primera empresa española por volumen de facturación en comercio electrónico. En alimentación, su cuota de mercado en este canal es del 20%. Desde el grupo señalan que, a nivel de precios, la diferencia con Mercadona es inferior al 1%.

La compañía del triángulo verde sigue defendiendo que es el primer empleador privado de España dado que su plantilla directa total asciende a 92.078 personas (unas 400 más que en el ejercicio precedente). Además cifra en 20.000 personas de otras firmas que trabajan con sus proveedores.

Repartirá un dividendo de 60 millones

Pago a accionistas. El grupo tiene previsto repartir un dividendo entre sus accionistas de 60 millones de euros, medida que tendrá que ser aprobada en la próxima junta del 26 de agosto. Son 10 millones más que el repartido el año pasado.

Internacionalización. El grupo avanza en su presencia en otros mercados a través de sus marcas propias, tanto de alimentación como textiles. Sfera ya está en 15 países, la agencia de viajes tiene 130 oficinas fuera de España, y las marcas blancas de alimentación se venden en 20 países. También explora alianzas como la firmada con la alemana Karstadt, que vende productos de la marca Boomerang. Experiencias que, se indica desde la compañía, servirán de aprendizaje de cara a futuros movimientos internacionales.

Normas