X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Endesa ve "imposible" que se cierre el parque nuclear al cumplir los 40 años

José Bogas dice que el cierre de golpe pone en peligro el suministro eléctrico La eléctrica cumple previsiones: gana 752 millones en el primer semestre, un 15,2% más

El consejero delegado de Endesa, José Bogas, ha considerado “imposible” que se pueda cerrar todo el parque nuclear español cuando expire la vida útil de 40 años, ya que tendría impactos muy negativos. En una conferencia con analistas para presentar los resultados semestrales de la compañía, que se han saldado con un beneficio neto de 752 millones, un 15% más, Bogas alertó de que el “temprano cierre” de las nucleares entre 2023 y 2028, plazo en el que se cumplen los 40 años del todo el parque atómico español, afectaría a la seguridad de suministro, supondría un encarecimiento  de la electricidad y aumentarían las emisiones de CO2.

Por contra, consideró que ampliar la vida útil de las centrales hasta los 50 años permitiría solucionar el problema del agujero de Enresa, la empresa encargada de la gestión de los residuos radiactivos y el desmantelamiento de las instalaciones. Todo ello a pesar de que la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha reiterado la voluntad del Gobierno de cerrar las centrales a medida que vayan cumpliendo los 40, un compromiso electoral del PSOE.

Bogas se mostró “abierto a buscar soluciones” y a dialogar con el Gobierno para alcanzar los objetivos medioambientales, ya que subrayó que Endesa quiere ser “uno de los líderes” en la transición energética.

Mercado libre

En el primer semestre, Endesa logró un ebitda de 1.804 millones de euros, un 12% por encima del registrado en el mismo periodo del año pasado. Según indicó la compañía que preside Borja Prado, la estrategia  en el mercado liberalizado le ha ha permitido incrementar  un 19% el margen de este negocio, lo que ha llevado a que el ebitda de este negocio haya crecido un 42% hasta julio.Todo ello, según Endesa, gracias a un escenario en el que los precios de la electricidad en el mercado mayorista han caído un 2,3%.

Por su parte, el negocio del gas de la energética filial de Enel ha experimentado una mejora significativa que le ha permitido aportar 65 millones de euros al margen bruto de Endesa en el primer semestre del año. Excluidos los resultados no recurrentes, el negocio de gas mejora un 87%.En términos ajustados,  sin contar con los elementos no recurrentes, el ebitda del negocio liberalizado de Endesa creció un 26%.

En cuanto a la actividad  regulada, esta incrementó su margen en un 0,4% (un 4% más en términos ajustados), debido principalmente a la mejora en la retribución de la distribución, lo que ha llevado a un incremento del 1,4% en el ebitda de la actividad regulado.

La evolución de los gastos fijos de explotación se ha mantenido en línea con el mismo periodo del año pasado absorbiendo el impacto de la inflación y el crecimiento de la compañía, tal y como se había anunciado en la presentación de su plan estratégico

Con una ligera caída de los ingresos (-1%), hasta 9.934 millones de euros, el cash flow operativo de la energética se ha ido recuperando en el segundo trimestre del año, después de la variación negativa excepcional del capital circulante registrada hasta marzo y que había afectado negativamente a su evolución en el primer trimestre. Esta situación continuará normalizándose en el transcurso del año, según indica Endesa en un comunicado.

La deuda financiera neta de la compañía ha aumentado en 971 millones de euros respecto a 2017 debido principalmente al pago de dividendos por 748 millones y a la compra de cinco parques eólicos de Gestinver, con 132 MW de potencia.

Las inversiones brutas se situaron en 554 millones, con un crecimiento del 41%, por las inversiones en la construcción de la capacidad eólica y fotovoltaica lograda en las subastas de renovables celebradas en 2017.

La producción de Endesa entre enero y junio (34.868 GWh) bajó un 7,5% mientras que las ventas en el mercado libre lo hicieron otro 6,5% (41.912 GWh) y en el regulado un 6,6% (7.256 GWh). Por su parte, la electricidad distribuida cayó  un 0,5% (57.351 GWh) y las de gas natural aumentó un 2,3% (43.344 GWh, sin consumos propios de generación).

Según Endesa, la caída de la producción se ha debido a que en que en el primer semestre del año se registró un fuerte aumento de la generación hidráulica en el sistema eléctrico,  provocando un descenso en la producción de sus centrales térmicas.

En el periodo analizado,  Endesa mantuvo unas cuotas de mercado del 21% en generación peninsular;  del 43% en distribución y del 33,8% en el mercado liberalizado, con 5,7 millones de clientes eléctricos.  En el merado libre del gas, su cuota alcanzó el 16,2%.

La junta de accionistas celebrada el pasado 23 de abril acordó la distribución de un dividendo bruto de 1,382 euros por acción con cargo a 2017. Esto supone un total de 1.463 millones de euros.

A la vista de estos resultados, según indicó  el consejero delegado de Endesa, “podemos afirmar que estamos en la senda de alcanzar los objetivos comprometidos para 2018”.

Por otra parte, Endesa ha cerrado la compra del capital de la Empresa Alumbrado Eléctrico de Ceuta al acudir a la oferta vinculante que lanzó por la distribuidora ceutí y obtener la autorización sin condiciones de la CNMC.

Según comunioca en un hecho relevante publicado, está previsto que antes del 31 de julio pagará el precio acordado a los accionistas que han aceptado la oferta y que asciende a 82,8 millones de euros.

Endesa lanzó esta oferta en junio por el 100% del capital, por 87,5 millones, a 13,21 euros por acción. La compañía cuenta con más de 30.000 clientes y es la principal compañía de distribución y comercialización de electricidad de la ciudad autónoma, territorio extrapeninsular donde Endesa genera electricidad.

Archivado en:

Y además:

Outbrain